El EPAS solicitó evitar el derroche de agua potable que genere baja presión y/o fallas del suministro en medio de la pandemia.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), dependiente de la Secretaria General y Servicios Públicos, solicita a la comunidad el uso responsable de las instalaciones de agua potable y saneamiento y evitar el derroche de agua potable que genere baja presión y/o fallas del suministro.

En el contexto de la pandemia de público conocimiento por Coronavirus (COVID-19), la mayoría de la población se encuentra en aislamiento en sus hogares, extremando precauciones y medidas de higiene, lo que ha provocado un incremento considerable del caudal a producir en las plantas potabilizadoras y el consecuente aumento del caudal de líquidos cloacales a tratar en las plantas que posee el EPAS.

Las autoridades del servicio en Neuquén capital detallaron que ya se está produciendo entre 25 y 30 por ciento más de lo usual y se está recibiendo un 20 por ciento más de efluentes cloacales para tratar.

Frente a esta situación, se solicita a los vecinos hacer un uso responsable del servicio, evitando el lavado de vehículos, el riego de veredas, el uso de lavarropas lo mínimo e indispensable cuando la carga esté completa y controlar las pérdidas de cañerías domiciliarias así como el cuidado de las instalaciones cloacales, no volcar por el sistema cloacal elementos ajenos al servicio domiciliario que pueda afectar el buen funcionamiento de las plantas y del sistema en general ocasionando desbordes u obstrucciones.

El agua potable en estos momentos debe ser una prioridad para la higiene, el lavado de los alimentos y la limpieza de hogares, recalcaron desde el organismo prestador.

Por último, aclararon que el personal técnico operativo del ente se encuentra trabajando, expuesto a los riesgos del virus, para mantener el servicio con normalidad por lo que es fundamental la cooperación de toda la comunidad.