Para ello los municipios proveerán al aserradero de Las Ovejas rollizos de madera de sus bosques comunales y la empresa forestal entregará bloques de madera para la construcción de viviendas.

La Corporación Forestal Neuquina (Corfone) firmó recientemente distintos convenios con intendentes de municipios del norte neuquino englobados dentro del Ente para el Desarrollo del Departamento Minas, para llevar adelante tareas conjuntas que impulsen el desarrollo forestal.

A través de estos acuerdos las municipalidades proveerán al aserradero de Las Ovejas rollizos de madera de sus bosques comunales, en tanto que la empresa forestal entregará bloques de madera para la construcción de viviendas y otros productos requeridos como vigas, machihembre y postes, además de brindar capacitación y dirección técnica necesaria para ejecutar dichas unidades.

Los acuerdos se lograron durante un encuentro de trabajo concretado la semana anterior entre representantes de Corfone y jefes comunales del Ente Minas. El primero en rubricar dicha colaboración fue el municipio de Andacollo y se pretende avanzar próximamente con el resto de los municipios.

El objetivo es continuar impulsando el desarrollo de la forestación en la zona Norte, al tiempo que promover el sistema constructivo de bloques de madera.

De la reunión participaron los intendentes de Andacollo, Ariel Aravena; de Manzano Amargo, Rubén Aravena; y de Huinganco, Ceferino Moya. También estuvo presente el subsecretario de Producción y presidente de Corfone, Javier Van Houtte; y el gerente general de la firma, Guillermo Richard.

Van Houtte se refirió a las inversiones concretadas para la instalación de un aserradero en Las Ovejas tanto como para fomentar el manejo de los bosques en esa región, incrementando la capacidad operativa y demandando un mayor volumen de madera. Los municipios del Ente Minas tienen dentro de sus ejidos bosques que pueden abastecer a esta industria.

Agregó que “paralelamente se promueve el desarrollo del sistema constructivo de bloques de madera impulsado desde Corfone, que es visto como una alternativa para la construcción de viviendas dentro de los municipios, impulsando una mayor demanda de mano de obra local”.

El intendente de Andacollo, Raúl Aravena, calificó a la iniciativa como “muy importante” porque “nos ayuda a darle continuidad a un proceso iniciado en el norte y que básicamente es darle valor a la madera. El pino, hasta hace un año atrás, era exclusivamente usado para leña y en muchos casos quedaba mucho volumen tirado en el bosque sin ningún objetivo”.

Agregó que “de esta manera, para los municipios empieza a surgir una nueva expectativa de darle valor agregado a la madera y eso conlleva fuentes de trabajo; el poder surgir trabajando en el desarrollo del bosque comunal, lo que abre muchas expectativas en el mediano y largo plazo”.