Fue adquirida por la Provincia para el aserradero de Abra Ancha, en cercanías de Aluminé, por un monto de inversión de superó los 17 millones de pesos.

El gobierno de la provincia otorgó recientemente un aporte no reintegrable a la Corporación Forestal Neuquina SA (Corfone), para la adquisición de una cosechadora mecanizada y automatizada.

La inversión en esta nueva maquinaria asciende a 17,5 millones de pesos y se enmarca dentro del Plan Quinquenal que lleva adelante el Gobierno neuquino en todo el territorio. En el mismo, el gobernador Omar Gutiérrez sostiene la importancia de la industria forestal como “un sector muy importante para diversificar la matriz económica” de la provincia.
La cosechadora mecanizada y automatizada permitirá satisfacer la demanda de madera de forma constante y permanente en la zona centro de la provincia, tarea que se lleva adelante en el Aserradero Abra Ancha, a cargo de Corfone.

La incorporación de esta nueva tecnología en el inicio de la cadena productiva –específicamente sobre la actividad de apeo, desrame y trozado de material– mejorará notablemente la capacidad de trabajo de este aserradero, así como las condiciones laborales de los empleados.

El aserradero de Abra Ancha es el único destinado al procesamiento de coníferas en toda la zona Centro que es precisamente la de mayor superficie forestada con esa especie, abarcando casi el 80 por ciento del volumen de madera proveniente de especies exóticas de la provincia.

También es el aserradero más moderno y grande de la Patagonia, ubicado en un lugar estratégico de una cuenca forestal en desarrollo.