La Corporación para el Desarrollo Integral de Neuquén Sociedad del Estado (Cordineu S.E.) se reunió con autoridades del EPAS para interiorizarse sobre las consideraciones técnicas que el Ente propuso para avanzar en la ampliación del Paseo Costero en Neuquén capital.

La presidente de Cordineu, María Laura Vilche, mantuvo una reunión técnica de trabajo con su par del EPAS, Mauro Millán, acompañado por la gerente general de Ingeniería, Patricia Arthur, quienes le presentaron modificaciones al proyecto de los 250 metros nuevos de Paseo Costero que pretende ampliarse hasta la zona donde la empresa de servicios tiene una planta de bombeo entre calle Leguizamón y Río Senguer “para garantizar una operación segura de las instalaciones sobre el río Limay”, señalaron.

Entre los puntos que el EPAS solicitó considerar se encuentra el pedido de dejar un caño de toma sobre el río dado que se está desafectando una batería de filtros para permitir el desarrollo del paseo que unirá los tres balnearios municipales. Asimismo, se plantearon temas de seguridad del predio como la altura y la iluminación del cercado.

Por otro lado, se abordó el desarrollo de las nuevas urbanizaciones del sector este de Neuquén (Bº Confluencia Rural) y la proyección de obras para la zona.