El Secretario de COPADE, Pablo Gutiérrez Colantuono, participó ayer del Encuentro Federal de Innovación para el Desarrollo organizado por el Consejo Federal de Inversiones en el marco de la estrategia delineada en la Agenda CFI 2025, con el objetivo de intercambiar experiencias innovadoras de gestión y favorecer la cooperación horizontal y la transmisión de conocimientos.

La jornada de innovación pública se llevó adelante en la cúpula del Centro Cultural Kirchner (CCK) de la Ciudad de Buenos Aires, donde las autoridades representantes de cada provincia expusieron iniciativas innovadoras por su impacto en el desarrollo sostenible de sus comunidades, como por su potencial de transferencia horizontal para el desarrollo regional.

 

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Secretario General del CFI, Ignacio Lamothe, quien destacó la presencia de las y los representantes provinciales y expresó que la iniciativa «constituye una reunión de trabajo que tiene el propósito de federalizar las políticas exitosas y difundir las buenas prácticas para que los gobiernos puedan mostrar el rumbo de su gestión».

 

A su turno el secretario de Estado, Pablo Gutiérrez Colantuono, dio cuenta acerca de las experiencias de fortalecimiento de las gobernanzas en contextos de interculturalidad que impulsa el gobierno de la provincia de Neuquén, en articulación con el CFI, la Universidad Nacional del Comahue, los gobiernos y las comunidades locales.

 

Asimismo, adelantó que la secretaría de COPADE impulsará en el 2022 la elaboración participativa de un registro de buenas prácticas gubernamentales, comunitarias, ciudadanas y empresariales, con el objetivo de promover aquellas iniciativas de gestión innovadoras del territorio para que puedan ser aprovechadas y replicadas en todo el territorio provincial.

 

«Vengo a compartirles una política pública que está sucediendo en la provincia del Neuquén: la gobernanza en contextos de interculturalidad en comunidad. Un hito muy importante en este proceso fue la inauguración del Centro de Salud Intercultural Ranguiñ Kien, Media Luna. Una construcción que demandó 13 años de diálogo y construcción colectiva en la que participaron diversas autoridades de las comunidades y del gobierno provincial, demostrando que la interculturalidad es una política de Estado», dijo Gutiérrez Colantuono, al inicio de la exposición.

 

«Este centro de salud permitió unir los saberes de la medicina mapuche con los de la biomedicina en un mismo espacio público, sintetizando dos miradas que conviven al servicio de la comunidad».

 

«Se trató de una construcción con tiempos distintos a los que estamos habituados: son los tiempos del silencio, de la escucha, del semicírculo para mirarnos mientras nos escuchamos. El edificio fue dibujado a mano alzada por los propios lonkos, los representantes de las comunidades: una medialuna que mira al primer rayo de sol. Porque se sana y se cura en comunidad.»

 

«Y aquí surge algo muy interesante que puede servir de ejemplo para pensar mecanismos de gobernanza participativos, flexibles y horizontales. El órgano de conducción de esta institución de salud, el Nor Feleal, es un órgano colegiado en el cual conviven las comunidades y autoridades sanitarias del gobierno de la provincia del Neuquén. Este órgano es el instrumento para la toma de decisiones y para la atención de la salud», expresó el titular de COPADE.

En otro orden de temas, pero también vinculado al fortalecimiento de los procesos de interculturalidad, resaltó el trabajo en conjunto llevado adelante por el CFI, la Universidad Nacional del Comahue y la Universidad de la Frontera de Chile para la creación de la Diplomatura Intercultural de Aluminé, constituida con el objetivo de dar una metodología al contexto de interculturalidad.

 

«Las diplomaturas tienen por finalidad la capacitación en áreas temáticas con salida laboral. Y justamente, la creación de este centro de salud del que hablamos antes, Ranguiñ Kien, abre nuevas oportunidades económicas y laborales. Todos los días llegan cientos de pedidos de visita, representando un nuevo horizonte de posibilidades para el turismo y la producción con perspectiva de interculturalidad», señaló el secretario de Estado.

 

«Con esta propuesta formativa logramos que las 62 personas egresadas por primera vez, tengan un diploma universitario. Con el CFI, a través del contexto de interculturalidad, llegamos donde la Universidad no había podido llegar», finalizó Gutiérrez Colantuono.