En la actualidad, el Centro de Atención a la Víctima es el organismo que ofrece la asistencia psicosocial. Avanzan en un plan de trabajo con Policía.

Autoridades del ministerio de Gobierno y Seguridad y de Policía, mantuvieron una reunión de trabajo en la jornada de hoy para acordar acciones que permitan intensificar el trabajo conjunto para la asistencia victimológica cuando se produce un siniestro vial en la provincia.

El encuentro tuvo lugar en la sala de reuniones del Centro de Operaciones Policiales (COP) y contó con la participación del subsecretario de Gobierno, Juan Pablo Ponchiardi; la coordinadora de la subsecretaría de Seguridad, Marianina Domínguez; el director provincial del Centro de Atención a la Víctima (CAV), Rodolfo de la Fuente y por la institución policial participaron el jefe del Comando Radioeléctrico, comisario inspector Hugo Figueroa, entre otros integrantes.

“Comenzamos a diagramar una guía de intervención ante siniestros viales, con énfasis en la conformación de un sistema rápido de información sobre estos incidentes viales para que desde el CAV, podamos tomar rápidamente contacto con familias y víctimas de lesiones graves y ofrecerles un acompañamiento acorde a las necesidades que surgen luego de un hecho de gran impacto”, acotó de la Fuente.

Explicó que para ello, se requiere que el jefe policial que dirige el operativo y que concurre al lugar del siniestro, una vez que recolecte datos de familiares y de las personas víctimas con lesiones gravísimas, transmita la información al CAV para que el organismo articule lo necesario para ofrecer la asistencia.

En la actualidad el CAV, a través de sus equipos de profesionales, ofrece asistencia y contención psicosocial y jurídica posterior a aquellas personas que, además de incidentes viales, han resultado ser víctimas de violencia de género e intrafamiliar, trata de personas, entre otros.

Por último, de la Fuente adelantó que continúan en marcha capacitaciones y otras acciones, para comenzar a brindar desde el CAV, atención primaria psicológica y emocional en el mismo lugar donde se produjo el siniestro vial.