El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez recibió hoy al director de Diversidad, Adrián Urrutia.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez, se reunió hoy con el director de Diversidad, del ministerio de Ciudadanía, Adrián Urrutia, y parte de su equipo, en el Centro Administrativo Ministerial (CAM).

El ministro dijo que “nuestro desafío es contribuir en la construcción de modelos de atención que integren el trabajo de acompañamiento, reconocimiento y fortalecimiento de la autonomía de las personas, propiciando la confianza y el respeto en lugar de la crítica y la exclusión”.

Corradi Diez aseguró que “estamos para acercarnos, acompañar y solucionar los problemas de todas las personas y lo único que cuenta para nosotros es la dignidad de cada una de ellas, sin excepción. La dignidad es nuestro bien común”

La referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva de la subsecretaría de Salud, Cecilia Maisler fue quien organizó la reunión y explicó que desde hace un año se viene trabajando con todo lo relacionado con la salud integral de las personas trans. “Esta reunión con el ministro Corradi permitió avanzar para coordinar reuniones y articular propuestas que surjan de las necesidades concretas”, dijo.

Uno de los ejes de trabajo es el fortalecimiento del equipo interdisciplinario del consultorio especial para la atención de las personas trans, que funciona en el hospital Castro Rendón. Otro eje “es el trabajo que debemos realizar desde el abordaje que propone la Guía para equipos de salud para la atención de la salud integral de las personas trans, que a partir de la sanción de la Ley Nº26743 recoge reclamos históricos de los activismos y organizaciones trans y LGTBIQ a nivel nacional e internacional”, dijo Maisler.

Al reconocer la identidad de género como un derecho humano fundamental, el Estado garantiza el derecho de todas las personas que lo deseen a cambiar su nombre y género en todos los instrumentos que acreditan su identidad, mediante un trámite administrativo y sin solicitar como requisito ningún tipo de procedimiento médico, psicológico y/o psiquiátrico. Además, garantiza el acceso a todas las prestaciones de salud reconocidas a través del Plan Médico Obligatorio (PMO), incluyendo la hormonización y las cirugías de modificación corporal para quienes lo soliciten. “Es la primera vez que desde el Estado se reconoce a las personas trans como sujetxs de derecho, sin patologizarlas ni judicializarlas”, explicó la referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva.

Por su parte, Fabiana Garavaglia, integrante del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, expresó que “para avanzar en esta construcción es fundamental que los equipos de salud orienten el proceso de atención desde un nuevo enfoque, enmarcando sus acciones en el reconocimiento y el cumplimiento de los derechos de todas las personas”.