Sanidad, protección, calidad e inocuidad animal y vegetal fueron los temas que se trataron en la reunión entre el organismo nacional y autoridades de Neuquén y Río Negro. Además, se anunciaron auditorías de Estados Unidos y la Unión Europea para el reconocimiento de un área libre de fiebre aftosa sin vacunación en la región.

Se llevó a cabo recientemente un encuentro entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y los ministros de Producción e Industria de Neuquén, Facundo López Raggi, y el de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diomedi para trabajar en los programas conjuntos que tienen las provincias en materia sanitaria, tanto en carnes como en verduras.

La jornada tuvo lugar en General Roca y contó con la coordinación del director norpatagónico del Senasa, Ricardo Sánchez, quien destacó “la importancia de este tipo de encuentros periódicos que permiten coordinar acciones en pos de fortalecer nuestras producciones y mantener nuestro patrimonio sanitario”.

En la ocasión se informó a los ministros acerca de las auditorías que se realizarán en la zona por parte de agentes de Estados Unidos y de la Unión Europea “con el objetivo de lograr el reconocimiento de la zona con un área libre de fiebre aftosa sin vacunación”, explicó Sánchez.

Por su parte, López Raggi indicó que “nos juntamos para hablar principalmente del programa de la mosca de los frutos y se aprovechó para trabajar sobre otros programas conjuntos del aspecto sanitario tanto en carnes como en verduras”.

Durante el encuentro se decidió avanzar en el monitoreo de enfermedades de salmónidos dentro de la cuenca del río Limay, con el objetivo de ampliar el límite actual de esa área, que llega hasta el embalse Alicurá. También se resolvió profundizar la participación de los municipios de ambas provincias en las tareas agropecuarias y agroindustriales.