La Cooperativa Campesina contará con salas de producción apícola y estará al servicio de 20 familias de apicultores de Ñorquín. Estiman que a principios del año que viene se estará ofreciendo el servicio.

Hace tres años, en el departamento de Ñorquín, surgió la Cooperativa Campesina, compuesta por familias de crianceros y apicultoras del norte de la provincia. Comenzó en El Cholar y se desplegó desde allí a Taquimilán y El Huecú. En un primer momento estuvieron integrados a la Mesa Campesina, que mantiene hoy consejos zonales en Chos Malal, Andacollo y otras localidades cercanas.

Santiago Arisio, integrante de la Cooperativa Campesina de Taquimilán, señaló que “la cooperativa contará con salas de extracción móvil, equipada con insumos y materiales para la producción apícola y que estará al servicio de todos los apicultores del departamento de Ñorquín”.

“El financiamiento para la ejecución de la sala fue conseguido a través de un proyecto presentado al Proyecto de Desarrollo rural de la Patagonia (Proderpa) y ya son 20 familias las que vienen trabajando en el tema entre Taquimilán centro, Trailatué, Vilu Mallín, El Cholar y algún compañero de El Huecú”, destacó.

“Las salas van a estar localizadas en El Cholar, en la sede de la cooperativa en Taquimilán centro, y en El Huecú, que tiene un acuerdo con la AFR Quillahue”, informó Arisio.

Con respecto a las capacitaciones, indicó que contarán con el asesoramiento del centro Pyme para “que nos brinden instrucción en la manipulación de los elementos y en el funcionamiento de la sala” y agregó que “creemos que a partir de enero o febrero próximos vamos a estar ofreciendo el servicio apícola a escala”.

Arisio agregó que “en consumo se trabaja en la provisión de maíz, avena, harina, azúcar, aceite y yerba. En un principio la cooperativa logró juntarse por el tema de tenencia de la tierra y el problema del agua y comenzamos a formular proyectos, uno por Ley Caprina, otro por captación de agua en vertientes y tanques australianos, y se trabajó con 25 familias socias de la cooperativa”.

Proyecto de Cuero

Por otro lado, Natalia Fuentealba, integrante de la Cooperativa Campesina de Taquimilán, informó que “la cooperativa cuenta con un Proyecto de Cuero, donde se producen artesanías en cuero, cintos, carteras, materas, billeteras, entre otros productos, y que sirve para fortalecer la economía de los compañeros que son jóvenes desocupados”.

“En este proyecto estamos trabajando de 6 a 8 personas y estamos vendiendo los productos por encargo” precisó. “Actualmente estamos trabajando para el Programa Unidad para el Cambio Rural (UCAR), donde hemos entregado 40 materas, 90 cajitas y estamos haciendo más de 200 moldes de cajitas y bandejitas para el cierre del Proderpa que se realizará el 28 y 29 de julio en San Martín de los Andes” agregó Fuentealba.

Al respecto, señaló que “aunque nos cuesta un poco comercializar nuestros productos, desde la cooperativa hemos buscado puestos estables en Chos Malal, ferias y a las fiestas de la zona”.

Finalmente, Fuentealba comentó que “el proyecto es viable gracias a la financiación por parte del Proderpa, con el que pudimos adquirir maquinarias para trabajar”. Además, informó que cuentan con un fondo económico para comprar pieles a los crianceros de la zona, dándole un valor importante al kilo de piel y que le permite también al criancero aumentar su capital.

Los interesados en comunicarse con la cooperativa deberán llamar al teléfono (02942) 595198; o bien escribir un e-mail a ccampesina@gmail.com