La jornada permitirá compartir experiencias de vinculación entre el sector productivo y científico, previo a la realización del II Simposio de Bioeconomía Patagonia que se desarrollará en noviembre.

El 23 de septiembre se llevará a cabo en Zapala el III Pre-Simposio de Bioeconomía, que tendrá como eje compartir experiencias productivas público-privadas e identificar la oferta y demanda ligadas al sistema científico-tecnológico. Se desarrollará desde las 10 en la Cámara de Comercio, Industria y Producción, ubicada en Avenida Avellaneda 1267.

La actividad es organizada por la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en representación del Comité Organizador del II Simposio de Bioeconomía, con el acompañamiento de la secretaría del COPADE y del Centro PyME-Adeneu, dependiente del ministerio de Producción y Turismo.

Desde la organización solicitan que los interesados en participar de la jornada confirmen su presencia al correo electrónico bioeconomiaargentina2016@gmail.com, o bien, al teléfono (0299) 4490387.

La jornada contará con diversas exposiciones sobre experiencias acordes al planteo de la bioeconomía. En cuanto al agregado de valor de las fibras animales, se abordará la experiencia del cashmere en la zona Norte, a cargo del doctor Eduardo Aisen (UNCo), y la experiencia del hilado y el cuero en Zapala. Este último proyecto contó con la fuerte participación de grupos de productores, la subsecretaría de Producción de la provincia y de Centro PyME-Adeneu.

Desde la Cooperativa Apícola de San Martín de los Andes se compartirá la experiencia de diferenciación y agregado de valor local tendientes a facilitar las alternativas de comercialización. Por su parte, la Corporación de Desarrollo de la Cuenca del Curi Leuvú expondrá sobre alimentos en base a chivos de refugo.

Además, ADI Neuquén presentará su Programa de Desarrollo de Fuentes Renovables de Energía. Desde el Centro PyME-Adeneu se presentará el trabajo que se realiza en la “Planta de elaboración de sustrato incubado para el cultivo de hongos comestibles”, ubicada en Aluminé. Esta experiencia permite demostrar que existe la posibilidad de reutilizar un residuo, en este caso proveniente de la industria maderera, para transformarlo en insumo para una actividad productiva con el fin de obtener un producto de elevado valor gastronómico con valiosas cualidades nutricionales y medicinales.

Por último, desde el Centro Regional Universitario Bariloche, el Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (Ipatec) y desde la Cámara de Forestadores y Empresarios Madereros de la Norpatagonia (Cafema) se presentará el trabajo conjunto sobre microorganismos en la producción forestal.

Por otra parte, a las 15 está previsto iniciar el cierre de la jornada, momento en el cual habrá espacio para plantear necesidades y oportunidades concretas de emprendedores y empresarios, y la vinculación que pueda generarse con el sector académico-científico para poder iniciar acciones concretas.

El próximo Pre-Simposio se realiza en el marco de la organización y difusión del II Simposio Regional Patagónico de Bioeconomía Argentina 2016, que se realizará el 17 y el 18 de noviembre en las ciudades de Neuquén y Cipolletti bajo el lema “Patagonia: Integración para la acción”. Forman parte de una iniciativa nacional liderada por el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva y los gobiernos de las provincias anfitrionas, Río Negro y Neuquén, con el acompañamiento de las provincias de la región, actores de la economía, instituciones de la sociedad civil y el sector científico-tecnológico.

Sobre el II Simposio de Bioeconomía Patagonia

El evento se propone como espacio de participación público-privado, para profundizar el abordaje e intervención en tres lineamientos estratégicos: energías renovables, territorios inteligentes como espacios económicos creativos e innovadores, y la innovación en la producción de alimentos.

Los principales objetivos del encuentro son propiciar la vinculación de largo plazo entre los sectores científico tecnológico, intergubernamental y privado; incrementar el valor agregado de los recursos naturales renovables, sus productos y servicios, bajo el concepto de territorio inteligente; y por último, impulsar la construcción de agendas regionales mediante proyectos estratégicos integrados.