El gobierno volvió a convocar a las autoridades gremiales para el lunes 10 de diciembre. El ministro Coco anunció también que se realizó una denuncia judicial por los destrozos provocados en la sede del organismo.

El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco, anunció este mediodía que el gobierno provincial convocó a las autoridades gremiales de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) – que nuclea a los trabajadores del EPEN- a una nueva mesa de diálogo para el lunes 10 de diciembre con el objetivo de comunicar una propuesta salarial.

También informó que ayer jueves, en representación del ministerio y junto con la Fiscalía de Estado, se presentó a la Justicia como querellante para denunciar los hechos violentos de público conocimiento. Añadió que “se hicieron denuncias penales individuales de gente que fue amenazada, por eso hemos decidido poner un límite a todo esto”.

En cuanto al ofrecimiento salarial, Coco manifestó que “la provincia, con un máximo esfuerzo, le hizo una propuesta a los trabajadores del EPEN en todos sus escalafones, que suma un volumen anual de dinero que ronda los 25 millones de pesos, donde incluye la parte fija del salario del trabajador y una parte variable de estímulo en función de lo que el EPEN recauda”.

El ministro precisó que el aumento ofrecido representa “para el trabajador del escalafón laboral más bajo, unos 1400 pesos”, y aclaró que “esta empresa estatal tiene los mayores sueldos de la provincia y de no acordar y de persistir la medida de fuerza, vamos a difundir a toda la opinión pública cuáles son los salarios de los trabajadores del EPEN y sobre todo, los de los dirigentes de la junta interna, que son los que están haciendo los destrozos”.

Por otro lado, Coco informó que el motivo de esta nueva mesa de negociación tiene como objetivo también trasmitirles a las autoridades gremiales “que los costos que traiga aparejada esta ‘huelga salvaje’ se van a restar de la masa salarial fijada para el aumento”. Luego explicó que “si el gobierno está ofreciendo un aumento salarial a los trabajadores de un monto de 25 millones de pesos, y esta huelga con sus daños y destrozos costó 2 millones de pesos, calcularemos y el ofrecimiento total que hará el gobierno va a ser de 23 millones de pesos”.

“Además de los costos por daños, roturas y destrozos, hubo costos asociados” comentó el ministro, “como por ejemplo puestos policiales en líneas claves de la provincia que el gobierno provincial debió afrontar pagando horas adicionales, además de contratar cuadrillas externas con un costo adicional importante”, dijo.

Coco dijo que el gobierno está de acuerdo con el derecho a huelga de los trabajadores, pero advirtió que “el que no trabaja no cobra, por eso se les descontarán a los trabajadores los días no trabajados. En la medida de que esta huelga perdure, el trabajador se va a ver perjudicado en el ofrecimiento final que haga el gobierno”, aseguró.

Finalmente, el ministro desestimó los rumores sobre una posible privatización del EPEN.