La invitación para participar está abierta a toda la sociedad. El evento se hará hoy en la Catedral de Neuquén capital a las 20.30.

En la jornada de hoy se llevará a cabo la Vigilia de Oración Interreligiosa por la Paz, con la participación de los credos Judío, Musulmán, Evangélico y Católico. El evento se hará en la Catedral de Neuquén capital a las 20.30 y se extenderá hasta las 21. La invitación la realiza la Mesa Neuquina de Encuentro y Diálogo Interreligioso y Gobierno de la provincia del Neuquén,  destinada a toda la sociedad.

El director general de Religión y Culto de la provincia del Neuquén, Germán Cazeneuve contó que la Vigilia Interreligiosa por la Paz es un encuentro que se hace todos los años en distintos lugares del mundo desde 1986, es decir hace 30 años, cuando el Papa Juan Pablo II convocó por primera vez a los representantes de las distintas religiones a la ciudad de Asís para rezar por la paz.

Este año, la Vigilia se hará bajo el lema: Sed de Paz. Religiones y Culturas en Diálogo y en esta ocasión será en honor al día de San Francisco de Asís.

De acuerdo con el programa, el saludo inicial estará a cargo de Germán Cazeneuve, luego cada uno de los representantes leerá un texto, seguidamente se invitará a cada uno de los miembros a hacer la oración propia por la paz. Por la comunidad judía, estará Carlos Maravankin; por la comunidad musulmana estará Yasmina Merhej; la comunidad cristina estará representada por el padre Daniel Lorente, y por la iglesia metodista, el pastor Julio Ross.

El programa continuará con una oración de San Francisco de Asís, plegaria de Dios, canto de Paz y como cierre, la bendición final.

Sobre el evento, Cazeneuve comentó que “es la primera vez que lo vamos a hacer en Neuquén, en calidad de estar representada las cuatro religiones y el gobierno”; agregó que la vigilia “se hace en muchos lugares del mundo y en Argentina se ha hecho en algunas provincias también”.

Destacó que la invitación para participar de la vigilia está orientada a toda la sociedad, porque el hecho de que sea interreligioso justamente busca mostrar, que no es que uno tiene que adherir a la fe del otro sino que uno comparte el momento de la oración del otro”.