Ofrecen contención y cuidado a los niños y adolescentes hasta que se resuelva una medida de protección excepcional. Este año, la cartera propuso un plan de tres convocatorias masivas y la primera concluye en abril.

El gobierno de la provincia del Neuquén, a través del ministerio de Salud y Desarrollo Social, lanzó esta semana un nuevo llamado de Familias Solidarias. Este año, la cartera propuso un plan de tres convocatorias masivas. Mientras que la primera concluye el 1 de abril, la segunda se extenderá del 6 al 10 de junio y la tercera del 5 al 9 de septiembre.

Las personas dispuestas a constituirse como familias solidarias ofrecen un contexto familiar de contención y cuidado a los niños, niñas y adolescentes hasta que se resuelva la medida de protección excepcional. Deciden asumir la responsabilidad del cuidado integral, brindándoles una ambiente favorable para su desarrollo. Esta convivencia es de carácter transitorio y no conduce a la adopción.

Mediante este programa se promueve el respeto de la identidad del menor acogido, su historia de vida y sus vínculos afectivos de origen. Los lazos que se construyen entre la familia solidaria y el niño serán la base para transitar esta experiencia.

Puede participar del programa toda persona mayor de edad, responsable y con intención de ayudar a niños, niñas y adolescentes que actualmente no pueden ser cuidados por sus padres. Aunque no hay requisitos respecto al estado civil de los candidatos, es imprescindible no poseer antecedentes ni estar inscriptos en el Registro Único de Adoptantes.

El ministro de Salud y Desarrollo Social, Ricardo Corradi Diez, destacó que “es muy importante difundir en la comunidad el programa, sensibilizar a las personas e invitar a que sean parte de esta tarea solidaria”.

“El fortalecimiento del núcleo familiar constituye uno de los tres pilares de nuestro plan de gestión provincial”, aseguró el funcionario y concluyó: “Mientras sus padres resuelven la particularidad de su situación, otra familia puede brindarles acogimiento transitorio y amor porque estamos convencidos que el mejor lugar para un niño o una niña es junto a una familia”, agregó.

El programa

La dirección de Familias Solidarias depende de la subsecretaría de Familia. Tiene por objetivo brindar contextos familiares que quedan transitoriamente al cuidado de niños, niñas y adolescentes (de entre 0 y los 18 años) en cuyas situaciones se ha tomado una medida de protección excepcional. Esto implica que han sido separados de su familia de origen por atravesar diversas circunstancias que vulneran sus derechos.

Como órgano de aplicación, y en el marco de la Ley Provincial N° 2302 de Protección Integral del Niño y Adolescente, el ministerio debe garantizar el interés superior de los niños, niñas y adolescentes procurando la máxima satisfacción de sus derechos. En este sentido, desde esta institución se trabaja sobre la resolución más favorable de la medida de protección excepcional, la cual dura 180 días según lo establecido en el Código Civil.

La dirección está conformada por equipos de psicólogos, trabajadores sociales y operadores de familias, quienes trabajan y acompañan a los niños, niñas y adolescentes, a sus familias de origen y a las familias solidarias durante todo el proceso.

En un primer momento, el equipo técnico asignado en una situación específica llevará adelante un dispositivo de intervención para modificar aquellas cuestiones que dieron origen a la medida de protección. Si se logran revertir se podrá  definir  la restitución del niño, niña o adolescente. Si esta alternativa no fuera viable, se declarará el estado de adoptabilidad por una nueva familia inscripta en el Registro Único de Adoptantes.