El 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes y se invita a las personas con diabetes a informarse en los establecimientos de salud. El control adecuado de la enfermedad es la mejor forma de prevenir las complicaciones agudas y crónicas.

Con consultorios especiales, talleres, jornadas y una caminata inclusiva, los equipos de Salud alzan la bandera de la prevención durante todo el mes y se suman una vez más a la iniciativa de la Federación Internacional de Diabetes (FID) que este año repite el lema 2018: La familia y la diabetes.

La campaña mundial se orienta a aumentar la conciencia del impacto que la diabetes tiene en la familia y la red de apoyo de los afectados; y promover el papel de la familia en la promoción de estilos de vida saludable y la prevención de la diabetes.

La referente de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) de la dirección provincial de Atención Primaria de la Salud, Romina Luján, explicó que “la mayoría de los casos son de diabetes tipo 2, que en gran parte se puede prevenir mediante actividad física regular, una dieta sana y equilibrada y la promoción de entornos de vida saludables”, por lo que “las familias tienen un papel clave que desempeñar, al abordar los factores de riesgo modificables para la diabetes tipo 2, y deben contar con educación, recursos y entornos para vivir un estilo de vida saludable”.

La diabetes sigue aumentando en el mundo y también en la Argentina; según la última Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) del año 2018, en personas mayores de 18 años la diabetes aumentó de 9,8 por ciento en 2013 a 12,7 por ciento en 2018; y a nivel provincial, de 12 por ciento al 13,9 por ciento en esos mismos años. Lo que va acompañado del aumento de la inactividad física, el sobrepeso y la obesidad, y el bajo consumo de frutas y verduras.

El Plan Provincial de Salud 2019-2023, como parte de las políticas públicas inscriptas en el Plan Quinquenal 2019-2023, prioriza la promoción de la salud y la adopción de hábitos saludables, como la alimentación variada y la actividad física regular, como aliados en la reducción de los factores de riesgo de las Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

Además, Lujan comentó que desde el Programa de Diabetes de la Provincia (Prodianeu) la estrategia de abordaje para esta enfermedad tiene tres pilares: promover el autocuidado; impulsar los entornos saludables; y prevenir las complicaciones.

Para promover el autocuidado se recomienda alimentación saludable; actividad física regular como una caminata de 30 minutos todos los días; cumplir con la toma o aplicación de la medicación; agendar y asistir a los controles médicos, como así también al cuidado de los pies.

En relación con los entornos saludables, “es importante que la familia sepa sobre la diabetes”, afirmó Lujan y dijo que “hay que tener presente la diabetes al hacer las compras y cocinar, al elegir vivir en ambientes libres de humo y sin violencia y al trabajar, recrearse y descansar en iguales proporciones”.

Comentó que “hay complicaciones agudas y complicaciones crónicas” y detalló que “las agudas aparecen de forma brusca y son la hiperglucemia, que es el azúcar alto en sangre, y la hipoglucemia, que es el azúcar baja en sangre”.

Sobre las complicaciones crónicas, Lujan señaló que “suelen ser de evolución lenta y son más frecuentes en personas con mayor tiempo de evolución de la enfermedad o con mal control de la glucemia, la presión arterial y el colesterol”.

Hay dos tipos de complicaciones crónicas. Por un lado, están las complicaciones macrovasculares que son aquellas que afectan las arterias de gran tamaño. Dentro de ellas se distinguen: las que afectan las arterias del corazón produciendo infarto agudo de miocardio, las del cerebro produce un accidente cerebrovascular y de los miembros inferiores, obstrucción arterial periférica y riesgo de amputación. En relación a estas, Lujan mencionó que “las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en las personas con diabetes”.

Las otras complicaciones microvasculares son las que afectan las arterias de pequeño tamaño. Dentro de ellas se distinguen las que afectan el sistema nervioso –neuropatía diabética– que produce disminución de la sensibilidad, aumentando el riesgo de lesiones en los pies; las que afectan el riñón –nefropatía diabética– que puede llevar a insuficiencia renal y a tratamientos de diálisis; y también las que comprometen los ojos –retinopatía diabética– que pueden producir desde visión borrosa hasta ceguera. “El desarrollo de éstas complicaciones depende principalmente del mal control de la glucemia”, comentó la referente.

Este año, en el marco del Día Mundial de la Diabetes, los equipos de Salud en conjunto con la Sociedad Argentina de Diabetes Capítulo Comahue, están llevando adelante una Campaña Provincial de Prevención y Detección de Complicaciones Microvasculares. Por ese motivo en los establecimientos de salud hay consultorios especiales destinados a realizar examen de los pies, solicitud de fondo de ojo y evaluación de la función renal a las personas con diabetes que no se lo han realizado estos controles en el último año.

Se invita a las personas con diabetes a informarse en los establecimientos de salud para sumarse a la iniciativa y recordar que controlar adecuadamente la diabetes es la mejor forma de prevenir las complicaciones agudas y crónicas.

Al mismo tiempo, durante octubre se desarrollan acciones para promover la salud y prevenir las Enfermedades Crónicas No transmisibles. Ver actividades en https://www.saludneuquen.gob.ar/comenzaron-las-actividades-por-el-mes-de-la-diabetes/