Beneficiará a más de 1.300 familias que residen en ese sector de la capital provincial. La red de media tensión demandará una inversión superior a los 8 millones de pesos.

El gobierno neuquino, a través del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), contrató la obra de red eléctrica de media tensión en los sectores 2 y 7 de Mayo de la ciudad de Neuquén. Demandará una inversión de 8.167.024 pesos, con un plazo de ejecución de 180 días. Simultáneamente se está trabajando para contratar las obras de red de baja tensión y conexiones domiciliarias.

El presidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS) y del IPVU, Marcelo Sampablo mencionó que esta acción se enmarca en la política que lleva adelante el gobierno de la provincia para llegar a los lugares más vulnerables y dijo que la red de media tensión es la primera acción del paquete de obras necesario para llevar energía eléctrica a más de 1.300 familias que habitan en el sector.

Los trabajos se desarrollan en el marco del Acuerdo 267/16 que suscribió el IPVU con la subsecretaría de Hábitat del ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación.

Sampablo reveló que el objetivo es seguir avanzando en los procesos de regularización y dotación de infraestructura en los sectores 2 de Mayo y 7 de Mayo.

El acuerdo entre provincia y Nación incluye, además de la obra eléctrica, la red de agua y conexiones domiciliarias para 410 familias pertenecientes a los sectores Peumayén y Nueva Jerusalén; y el nexo de conexión de agua para 1.619 familias pertenecientes a los sectores Peumayén, Nueva Jerusalén, 2 de Mayo y 7 de Mayo.

Otras obras son la red de gas para 365 familias pertenecientes al sector Peumayén; y la red pluvial y obras para la mitigación hídrica.

También está prevista la construcción de un centro comunitario de 349 metros cuadrados y la iluminación del espacio multipropósito que se construye al norte del sector 7 de Mayo. Por otra parte, se llevará a cabo la escrituración de 364 lotes correspondientes al sector Peumayén; y la mensura de 1.254 lotes pertenecientes a los sectores 2 de Mayo, 7 de Mayo y Nueva Jerusalén.

Además, dentro del mismo acuerdo, se aprobó la ejecución de un módulo de desarrollo humano donde se desarrollarán tareas de participación ciudadana, culturales, educativas, deportivas; y la creación de un equipo que tiene como finalidad realizar tareas que involucren a la comunidad en los procesos de regularización, con el asesoramiento de profesionales.

Allí, se realizarán capacitaciones sobre fabricación de muebles de melanina; producción de elementos de cerámica; una campaña de siembra de árboles, entre otros propósitos.