Durante los martes y jueves de febrero continúa la atención en los dispositivos al aire libre ubicados en el centro este y oeste la ciudad de Neuquén.

Las vacunas del calendario regular son necesarias para prevenir y controlar enfermedades graves. Por este motivo, el Ministerio de Salud de la provincia continúa fortaleciendo, durante el mes de febrero, los espacios al aire libre para que los vecinos y vecinas se acerquen a completar el calendario regular de vacunas. La atención en estos dos vacunatorios móviles se brinda los días martes y jueves de 9 a 13, en calles Basavilbaso y Buenos Aires; y de 11 a 14, en calle Néstor Barros y Av. Novella.

Estos espacios, ubicados en puntos estratégicos del centro este y oeste de la ciudad de Neuquén, ofrecen horarios alternativos para que la comunidad pueda acercarse a completar sus esquemas de vacunación, respetando las recomendaciones sanitarias. Durante el mes de enero de 2021, en los dos vacunatorios móviles se aplicaron 389 vacunas del calendario.

El calendario regular contiene vacunas para embarazadas, niños y niñas de hasta 2 años y en edad escolar, adultos en general y mayores de 65 años. Es importante que, a pesar de la pandemia de coronavirus, se revisen las libretas de salud o carnet con frecuencia y, ante cualquier duda, se consulte al equipo sanitario para completar los esquemas de vacunación.

Además de los mencionados dispositivos al aire libre, en la ciudad de Neuquén continúa funcionando el espacio en la oficina del Servicio Asistencial de CALF (SAC), ubicada en calle Mitre 675, al que se puede asistir de lunes a viernes, de 7 a 15.

De igual manera, todos los centros de salud y hospitales han adecuado su atención para sostener esta tarea tan importante para la salud colectiva. Para informarse sobre horarios, lugares y días de vacunación en cada lugar hay que consultar la modalidad de atención de centros de salud y hospitales y acercarse con la libreta de salud o el carnet de vacunación y DNI.

Cabe recordar que la vacunación es una responsabilidad social y, principalmente, un derecho de todas las personas porque previene y ayuda a controlar enfermedades que pueden tener graves consecuencias para la salud. Todas las vacunas que están incluidas en el calendario regular son gratuitas, obligatorias y protegen a quien recibe la vacuna y a toda la comunidad.