Las tareas se hacen en forma continua durante todo el año, mientras que en verano se realizan los trabajos de limpieza de tanques, desmalezamiento y control de plagas, entre otros.

La subsecretaría de Obras Públicas, dependiente del ministerio de Economía e Infraestructura, continúa con el mantenimiento de los casi 650 establecimientos escolares de toda la provincia. Tanto en Zapala como en Neuquén capital lo hace en forma directa, mientras que en el resto de las localidades se lleva adelante mediante un convenio firmado con los municipios.

El subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves destacó que los trabajos “se realizan en forma continua durante todo el año, mientras que en época de verano se hacen tareas preventivas sólo posibles sin los alumnos en las aulas, como limpieza de tanques, desmalezamiento y control de plagas”.

“Para atender a los 154 establecimientos de Neuquén capital, la ciudad se dividió en ocho zonas y mediante licitación pública se contrató a 16 empresas, en tanto que la subsecretaría tiene un equipo para el control de dichas empresas que tienen a su cargo diez escuelas cada una”, destacó el funcionario.

En este sentido, indicó que el sistema que comenzó a implementarse durante esta gestión de gobierno “está dando muy buenos resultados, ya que antes teníamos entre 80 y 100 llamados por día desde las escuelas para alguna reparación y a fines del año pasado no llegábamos a 20 llamados diarios”.

Esteves comentó que “esta metodología nos ha permitido tener una muy buena relación con los directivos de los colegios, con un apoyo mutuo para la solución de los problemas” y agregó que “también trabajamos coordinadamente con las autoridades del Consejo Provincial de Educación y el ministerio de Educación, que son las que van priorizando las necesidades”.

Al respecto, explicó que la subsecretaría le comunica a la empresa la reparación que tiene que hacer y la “conformidad de la ejecución la da la empresa, el inspector de la subsecretaría y el director o directora de la escuela”.

Por último, indicó que se está haciendo un relevamiento sobre los sistemas de calefacción “para que no tengamos ningún tipo de sorpresa en marzo, cuando comiencen las clases”.

La subsecretaría de Obras Públicas continúa con el mantenimiento de los establecimientos escolares de toda la provincia.