La actividad apunta a fortalecer la atención integral para una mejor calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes que padecen cáncer.

La subsecretaría de Acceso a la Justicia, dependiente del ministerio de Ciudadanía, en conjunto con personal del hospital Castro Rendón y la Fundación Amor de Padres y Amigos de Niños con Cáncer (Apanc), llevó adelante una nueva jornada de capacitación para Voluntarios en Oncología Pediátrica. La actividad tuvo lugar en el Centro Cultural Alberdi de la ciudad de Neuquén, y contó con la participación de más de 40 personas.

La actividad apunta a fortalecer la atención integral para una mejor calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes que padecen cáncer.

El objetivo de estas capacitaciones es facilitar y garantizar el derecho a una formación integral, posibilitando que se incremente el número de voluntarios, y a su vez, fortalecer la atención integral que redunde en la mejor calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y las familias que atraviesen esta enfermedad.

La actividad para los voluntarios está a cargo de la dirección de Articulación y Desarrollo de Políticas Públicas para el Acceso a la Justicia, que tiene como objetivo articular y fomentar políticas públicas para las poblaciones más vulnerables.

Al respecto, el subsecretario de Acceso a la Justicia, Martín Diorio, destacó que “es un gran desafío el que realizan a diario los voluntarios de oncología, para nosotros es un placer colaborar con su labor y aportar herramientas que les permitan sobrellevar las situaciones no placenteras que viven a diario”.

En esta oportunidad, el módulo se desarrolló en dos etapas: en la primera se trataron aspectos médicos del cáncer, prevención, detección y tratamiento en niños, entre otros temas. La iniciativa estuvo a cargo de Mariana Casullo, del área de pediatría del hospital Castro Rendón.

Durante la segunda parte de la capacitación se abordaron temáticas específicas del rol del voluntario y sus herramientas. Para ello se implementaron actividades con dinámicas vivenciales para abordar y desarrollar habilidades sociales, como la comunicación verbal y no verbal, como así también el proceso de acompañamiento en la enfermedad.

La actividad tuvo lugar en el Centro Cultural Alberdi de la ciudad de Neuquén, y contó con la participación de más de 40 personas.