Se trata una avispa que agujerea distintas especies de árboles, produciendo su debilitamiento y posterior muerte. Esto incrementa los riesgos de incendio, entre otros problemas.

En el marco del programa de monitoreo y control de Sirex Noctilio, la subsecretaría de Producción utiliza diferentes herramientas para el control de la avispa que taladra a los pinos. Se hace hincapié en el manejo cultural de los rodales, el raleo sanitario y se busca apoyo en herramientas de control biológico, como la aplicación de un nemátode (Beddingia siricidicola) y la captura y liberación de enemigos naturales como la avispa Megahryza.

Para esta actividad, se contruyó un jaulón en la agencia de producción de Andacollo, donde se colocan trozas de troncos de pino infestados y se monitorean los nacimientos de Megarhyza. Luego de cada nacimiento se capturan las avispas, se la guarda por unos días a baja temperatura y cuando se tiene una cantidad considerable se las libera en los rodales de difícil acceso infestados por Sirex, sobre todo en aquellos donde es muy complicado ingresar para realizar raleo sanitario.

En este plan integral se trabaja en forma conjunta con la dirección de Recursos Forestales, la Corporación Forestal Neuquina (Corfone), municipios locales, la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Bariloche.

Esta primavera y verano se realizará un relevamiento aéreo de todas las plantaciones de la región Norte para cuantificar el nivel de afectación y definir las zonas estratégicas de intervención, ya sea con inoculación de nematodes o apeos. Esta tarea se repetirá todos los años para controlar los avances en las tareas de manejo.