Continúa en recuperación el consumo de cemento en la provincia

julio 1, 2009

En mayo se consumieron 13.053 toneladas, lo que representa un aumento del 11,9 por ciento en comparación con igual mes del año pasado. Hubo una caída del 26,1 por ciento en relación con abril de 2009, pero se debe principalmente “a cuestiones estacionales”.

En mayo se consumieron 13.053 toneladas de cemento en la provincia.

El consumo de cemento creció en mayo en la provincia del Neuquén un 11,9 por ciento en comparación con igual mes del año pasado, siendo el octavo aumento anual en los últimos nueve meses. Así se desprende de un informe difundido hoy por el ministerio de Hacienda, Obras y Servicios Públicos.

Durante mayo se consumieron 13.053 toneladas de cemento en la provincia del Neuquén. Este valor implica una reducción del 26,1 por ciento en relación con abril de este año. Según se desprende del informe, “en parte puede atribuirse esta caída mensual a cuestiones estacionales, ya que normalmente en los meses más fríos se reduce la construcción”.

Con los valores alcanzados durante mayo, el consumo de cemento continúa recuperándose en la provincia del Neuquén, luego de la caída sufrida durante 2008. A pesar de esto, todavía se ubica por debajo de los valores registrados en 2006 y 2007.

El informe asegura que a nivel nacional se observa una situación diferente, ya que para el total de provincias se continúa con la caída comenzada hacia el tercer trimestre del año pasado.

Informe completo: Consumo de cemento – Mayo 2009

En mayo, el consumo de cemento en la provincia del Neuquén continúa recuperándose, luego de la caída sufrida durante el 2008. A nivel nacional, se observa una situación diferente. Para el total de provincias, el consumo de cemento continúa con la caída comenzada hacia el tercer trimestre del año pasado. Este indicador se encuentra asociado directamente a la actividad de la construcción, ya que representa un insumo importante para dicha actividad.

Durante el mes de mayo, se consumieron 13.053 toneladas en la provincia del Neuquén. Este valor implica una reducción, en relación con abril, de -26,1 por ciento. En parte puede atribuirse esta caída mensual a cuestiones estacionales, ya que normalmente en los meses más fríos se reduce la construcción. Por otra parte, comparando con el mismo mes de 2008, se puede apreciar que el consumo se incrementa un 11,9 por ciento, siendo el octavo aumento anual en los últimos nueve meses. A pesar de esto, el consumo todavía se ubica por debajo de los valores registrados en 2006 y 2007.

En el siguiente gráfico se observa la evolución del consumo durante los últimos dos años. Allí puede verse como se viene contrayendo la actividad, cuyo comienzo puede situarse hacia el tercer trimestre de 2007. La misma se estabiliza durante 2008 y a partir del último trimestre de dicho año, comienza una leve recuperación. Esto se aprecia con mayor claridad a partir del promedio móvil de 12 meses.

Por el contrario, a nivel país el consumo continúa cayendo, acumulando 7 de los últimos 8 meses de caídas interanuales. Durante mayo, la misma fue de -12,4 por ciento, ya que se consumieron 727.453 toneladas, lo que implica un poco más de cien mil toneladas menos que el año anterior. En términos mensuales también se observa una caída, siendo en este caso de -4,4 por ciento.

Si consideramos el acumulado para los primeros cinco meses del año, también encontramos una realidad diferente entre los resultados de Neuquén y los del total del país. En el primer caso, se obtiene un crecimiento anual del 9,2 por ciento, totalizando 80.880 toneladas. Por el contrario, el consumo acumulado cae un -9,3 por ciento en el total del país, situándose en 3.659.095 toneladas, contra las 4.036.501 de los primeros cinco meses de 2008.

Tomando en consideración los últimos doce meses, se obtiene un valor para el consumo de cemento en la provincia de 189.731 toneladas. Esto representa un 2 por ciento del consumo total del país.

En este gráfico puede verse con mayor claridad las diferentes trayectorias, en cuanto al consumo de cemento, entre el total del país y la provincia del Neuquén durante los últimos dos años. Para ello, se toma el promedio móvil de doce meses, con el objetivo de suavizar la serie. Allí se observa como el indicador comienza a caer en Neuquén a fines de 2007, mientras que para el conjunto del país todavía mostraba un aumento.

Durante 2008, el consumo se mantuvo relativamente estable en la provincia. Para el total del país, se revierte la tendencia hacia el tercer trimestre de dicho año, y a partir de ese momento, el promedio de consumo de cemento continúa descendiendo. Por el contrario, a fines de 2008 este indicador comienza a repuntar en Neuquén, aunque todavía no alcanza los valores de mediados de 2007, previos a la caída comentada.

En estos dos gráficos se muestra la evolución del consumo anualizado para Neuquén y el total del país. Allí se ve claramente la diferente evolución del consumo durante los últimos tres años. En Neuquén, el mismo se incrementa de manera continua hasta noviembre de 2007, para luego caer hasta el primer trimestre de 2008. Durante el resto del año el consumo se estabilizó, para comenzar a recuperarse en los primeros meses de 2009, aunque aún no alcanza los valores previos a la caída.

Por el contrario, en el total del país el consumo se incrementó de manera sostenida hasta el primer trimestre del año pasado, momento del primer conflicto con el sector agropecuario, pasando a estabilizarse en los meses siguientes. Ya hacia el cuarto trimestre, cuando se profundiza la crisis internacional, el consumo de cemento en el país comienza a descender de manera sostenida, ubicándose en la actualidad en valores similares a los de septiembre de 2007.

Observando la evolución entre las diferentes provincias, se nota una caída generalizada, ya que la mayoría de ellas presenta un descenso anual, mientras que en solo cinco de ellas se obtiene una variación anual positiva para el consumo de cemento.

Donde se registró el mayor incremento fue en la provincia de Entre Ríos, donde el consumo se incrementó un 27,7 por ciento entre mayo de 2009 y el mismo mes de 2008. Le siguió San Luis, con el 24,4 por ciento y en tercer lugar se ubicó la provincia del Neuquén, que como se mencionó, presenta una variación anual de 11,9 por ciento. En cuarto lugar se ubicó San Juan, con el 10,2 por ciento. Por último, Chaco cierra el grupo de provincias con crecimiento positivo, con una variación de 6,1 por ciento.

En el otro extremo, la provincia de Tierra del Fuego presentó la mayor caída, siendo la misma de -58,3 por ciento. Le siguió Santa Fe, con el -34,1 por ciento; y Formosa, cuya reducción fue del -28 por ciento.