El equipo del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN) se instaló en el área el miércoles pasado para fortalecer las tareas en el lugar, y desde el hospital de Aluminé se brinda un servicio especial de 12 horas diarias, con aporte de recursos humanos, vehículos e insumos.

En relación con el operativo sanitario que se realiza en zonas del departamento Aluminé afectadas por el fuego, el ministerio de Salud informó que la asistencia tiene que ver con el contacto al calor intenso, las llamas y las cenizas, como lesiones oculares menores, algunos signos incipientes de intoxicación con monóxido de carbono y quemaduras leves.

Además, el equipo del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN) se instaló en el área el miércoles pasado para fortalecer las tareas en el lugar, y desde el hospital de Aluminé se brinda un servicio especial de alrededor de 12 horas diarias, en el que se aportan recursos humanos, vehículos e insumos.

Respecto a la atención de pacientes, el médico Héctor Lamoglia, del hospital de Aluminé, dijo que “los brigadistas sufren las consecuencias lógicas de este tipo de eventos por el contacto con el calor intenso, las llamas y las cenizas, como lesiones oculares menores, algunos signos incipientes de intoxicación con monóxido de carbono y quemaduras leves”.

Detalló que se brindó asistencia a dos brigadistas, “uno con una intoxicación leve de monóxido de carbono y otro con un traumatismo leve, a raíz de la caída de un árbol que lo golpeó tangencialmente”. Ambos fueron asistidos, evaluados y dados de alta.

El hospital de Aluminé dispuso de manera permanente dos médicos en la zona, uno en Ruca Choroi y otro en Carri Lil, y próximamente se sumará otro médico en Ñorquinco.