Continúa el operativo de prevención Fiestas Seguras

diciembre 29, 2011

Desde la Policía provincial se informó que fueron muy pocas las ocasiones en las que se debió intervenir durante el pasado fin de semana. Sin embargo, debido a las características de los festejos de Año Nuevo, se incrementarán los controles durante los días 31 de diciembre y 1 de enero.

La Policía provincial implementó el pasado fin de semana el operativo Fiestas Seguras, que incluyó acciones orientadas a la seguridad en el tránsito y la prevención de accidentes con controles de alcoholemia; la prevención de delitos; la seguridad balnearia y la prevención de lesiones por el uso de la pirotecnia.

La actividad se repetirá el próximo fin de semana durante los festejos por el Año Nuevo. Participan la dirección de Tránsito, la de Bomberos y la de Seguridad.El comisario Libio Alveal, a cargo del operativo, consideró que “el resultado fue por demás alentador”. En este sentido, indicó que “los controles de alcoholemia nos dieron siete positivos nada más, entre la noche del 24 (de diciembre) y mitad de mañana del 25”, sobre más de 90 vehículo controlados.

“Esto habla a las claras de que la sociedad neuquina ha tomado con responsabilidad los festejos de Nochebuena y Navidad”, destacó y explicó que estos datos se basan en las intervenciones que realizó la Policía provincial, dado que el municipio neuquino también realizó controles.

Por otra parte, indicó que las comisarías del centro de la ciudad de Neuquén -primera y segunda- registraron alrededor de 15 personas detenidas, debido principalmente a que en el radio de la comisaría segunda se encuentran la mayoría de los locales bailables. Por esto, “tuvieron una demora de personas en avanzado estado de ebriedad pero que no superaron las 15, por contravenciones al código de faltas, más dos personas que fueron demoradas in fraganti cuando cometían un hecho delictivo”, dijo.

Alveal consideró que “las demoras fueron muy pocas en relación con la cantidad de gente que se trasladó por la ciudad”, y destacó el orden en el que la población celebró y concurrió a los locales bailables, por lo que “no mereció la intervención policial”.

En relación con la situación en la costa de los ríos, indicó que no se registraron inconvenientes en esta zona. “Si bien la gente concurrió de manera masiva, no tuvimos ninguna intervención por desorden en los balnearios”, destacó. Como parte del operativo, personal motorizado recorrió las costas durante el pasado domingo.

El operativo Fiestas Seguras involucró a 550 agentes policiales durante los días 24 y 25 de diciembre distribuidos entre la ciudad de Neuquén, Plottier y Centenario. En este sentido, Alveal especificó que para el fin de semana de Año Nuevo “se va realizar un operativo más ampliado en cuanto a los controles, tanto en la vía pública, como los controles de tránsito, dado que la sociedad festeja con más fervor las fiestas de fin de año, mientras que la Nochebuena es más bien de tipo familiar”, dijo.

Indicó que en términos generales el operativo de prevención será muy similar a del fin de semana pasado, aunque “se van a ampliar algunos controles, referidos principalmente al tránsito y vamos a seguir acompañando al municipio en los controles de comercios, de bromatología y de transporte”.

Características del operativo

Desde el área de Tránsito se instalarán puestos en distintas calles de acceso a la ciudad y en las rutas, principalmente. En estos puntos se realizarán controles de alcoholemia de manera permanente durante el fin de semana, con el objetivo de “evitar que la gente conduzca con exceso de consumo de bebidas alcohólicas”, dijo; además de garantizar la normal circulación de los vehículos evitando accidentes y controlando el cumplimiento de la ley de tránsito Nº 26.363.

Además de estos puestos fijos, se realizará un control más dinámico, con desplazamiento y ubicación en lugares “como por ejemplo la Plaza de las Banderas (Plaza Centenario), donde por lo general convergen jóvenes para mantener reuniones y saludarse en estas fiestas”.

El operativo denominado Fiestas Seguras cuenta con la participación de diferentes organismos provinciales y municipales, estos últimos orientados principalmente al control de venta de pirotecnia y de venta de bebidas alcohólicas y el control del transporte público, especialmente taxis y remises. En estas tareas se encuentran involucrados inspectores de las áreas de Tránsito y de Comercio municipales.

Por otra parte, la Policía provincial cuenta actualmente con una guardia fija en los balnearios, que trabaja en conjunto con Defensa Civil y el cuerpo de guardavidas. “El 1º de enero lo que se va a hacer es reforzar con personal motorizado del departamento de Seguridad Metropolitana”, con el objetivo de “facilitar el acceso a los balnearios Sandra Canales y el resto de los de la ciudad de Neuquén”, dijo y añadió que esta planificación no es únicamente para la capital, sino también para Plottier y Centenario.

Pirotecnia

En relación con el uso de pirotecnia, Alveal explicó que desde la Policía se trabaja con controles en el puente carretero en conjunto con el área de Comercio de la municipalidad de Neuquén. Este operativo está a cargo de la dirección de Bomberos, que cuenta con personal capacitado en la materia, “con el fin de poder detectar aquella pirotecnia que ingresa de modo clandestino”, dado que “con aquella que ingresa de manera ordenada y se ajustan a la normativa, no hay ningún inconveniente”, dijo.

Informó además que “se ha planificado y coordinado con la gente del municipio a los fines de poder controlar la venta en la vía pública que está prohibida y el depósito en lugares no adecuados”. En este sentido, apeló “al acompañamiento de la ciudadanía, para que nos haga saber al 101 (de la Policía) o al 100 de Bomberos si se detecta en algún lugar venta ilegal de pirotecnia”.

Por otra parte una de las situaciones que se intentará prevenir es la utilización por parte de la población “de las calles como una especie de base de lanzamiento y para eso utilizan botellas. Eso incrementa la peligrosidad y además, dejan las botellas en la vía pública, lo que perjudica a los conductores de motos o vehículos y a los transeúntes, porque destruida la botella queda el vidrio en la vida pública”, explicó.

Alveal destacó que “la tarea del personal policial es más que nada poder dialogar con el vecino, en una tarea preventiva, de acompañamiento en estas festividades para procurar tener unas fiestas seguras”.