Sapag visitó hoy la obra que dotará de energía eléctrica a toda la comunidad de Coyuco-Cochico. La micro central es financiada por una asociación integrada por algunas de las empresas de energía más importantes del mundo.

El gobernador Jorge Sapag recorrió este mediodía el sitio donde se construye una micro central hidroeléctrica de unos 65 kilovatios, que se instalará sobre el arroyo Alhueco y dotará de energía a todos los habitantes de la comisión de fomento de Coyuco-Cochico. La obra es financiada por Global Sustainable Electricity Partnership (GSEP), un grupo compuesto por doce de las más importantes compañías de energía del mundo.

La obra emplazada en Cochico se suma a un sistema híbrido eólico-diesel de unos 75 kilovatios que se instalará en Chorriaca. Ambas iniciativas son financiadas por GSEP y demandan una inversión superior a los 2,5 millones de dólares.

Tras visitar la obra, se realizó un acto de presentación en la Escuela Albergue 310 de Cochico. En su discurso, el gobernador destacó que GSEP invierte más de doce millones de pesos en los dos proyectos en la provincia y estimó que la micro central estará concluida en abril.

Además, agradeció a la empresa Duke y a GSEP y recordó la llegada hace dos o tres años de representantes de la compañía a la provincia. “Nos presentaron el proyecto, vinieron y nos dijeron: queremos hacer dos obras en la provincia. Nos tienen que decir dónde”, expresó.

Destacó que la obra se construye en “la comunidad más alejada” de los centros más poblados de la provincia. Dijo que “Coyuco-Cochico estaba esperando muchas mejoras y por supuesto que la electricidad es un tema central para mejorar la calidad de vida”.

Indicó que el Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) “ha hecho el tendido de la red eléctrica, que va a permitir a los pobladores contar con esta electricidad”. Informó que la turbina que se instalará en la central se fabricó en San Martín de los Andes.

El mandatario recalcó que Neuquén “es una provincia energética” y produce el 50 por ciento del gas, el 25 del petróleo y el 22 de energía eléctrica de la Argentina.

Además destacó que “tenemos un compromiso muy serio en la generación de energías sustentables y alternativas, en base al sol, al viento, al agua, a la geotermia. El compromiso es enorme”.

“También el compromiso es enorme en materia de gas y petróleo. La República necesita el gas y el petróleo”, dijo y recordó que la producción sufrió una caída en los últimos cinco años en la provincia: “el 25 por ciento en gas y el 30 en petróleo”.

“Pero a la luz de las tecnologías nuevas, podemos generar más gas y petróleo para convertir a Neuquén, en dos o tres años, en la provincia que permita el autoabastecimiento en la Argentina”, recalcó y destacó que en los últimos noventa días se generaron mil puestos de trabajo en la provincia en el sector.

Por otra parte, el gobernador se refirió a otras obras que se realizaron y que beneficiaron a Coyuco-Cochico. Entre ellas mencionó a la reparación del puente sobre el arroyo Chadileu, que ejecutó la Dirección Provincial de Vialidad con una inversión de un millón de pesos.

También informó que se “hizo un mejoramiento en la ruta entre Barrancas y Coyuco”, con una inversión de 500 mil pesos. “Por supuesto que tenemos que seguir trabajando en esa ruta. Hay sectores en los que vamos a seguir trabajando”, agregó.

Además se refirió a dos trabajos que realiza la empresa Ecokit en la localidad. Explicó que en la escuela albergue de Cochico se está trabajando con tecnología de ozono para purificar el agua y tratar los efluentes para convertirlos en agua de riego. Dijo que se harán los estudios para hacerlo en Coyuco.

“La misma empresa está trabajando en la captación, reserva, cloración y conexión a red de agua potable de Cochico”, agregó y detalló que es una inversión total de 556 mil pesos.

También se entregaron dos bloqueras, una donada por el Instituto Provincial de Juegos de Azar y otra otorgada por la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (ADUS-IPVU).

Destacó que hace pocos días se conectó la Telefonía IP. “Hace poco incorporamos y es la única provincia que lo tiene, un telepuerto satelital, que permite conectar todas las escuelas rurales. Están las 140 escuelas siendo conectadas a Internet y Telefonía IP”, dijo y recalcó que “estamos brindando igualdad de oportunidades para que tengan la posibilidad de enfrentar esa brecha tecnológica que se presenta”.

“Sin creatividad y sin conocimientos no habrá pueblo que salga adelante. Los pueblos para ser soberanos, para ser independientes, necesitan educación, trabajo, salud, vivienda digna, energía y alimentos. En la provincia del Neuquén vamos camino a vencer todas las adversidades que teníamos y dar esta igualdad de oportunidades”, señaló.

Por su parte, el vicepresidente de Relaciones con la Comunidad de Duke Energy, John Stowell manifestó que “es un placer y un honor colaborar, junto con el gobernador, en un proyecto que beneficiará a todos los habitantes”.

Dijo que hace dos años, cuando visitaron por primera vez la localidad, se propusieron ofrecer un “servicio eléctrico limpio y confiable para la comunidad”. Destacó que ya se iniciaron los trabajos y añadió que “en pocos meses esperamos volver y ver la luz alumbrando sus casas”.

El representante de GSEP, Bruno Menard explicó que la asociación a la que pertenece está “conformada por doce de las empresas de electricidad más grandes del mundo” e informó que se interesaron en los proyectos neuquinos, además de Duke Energy, las firmas Hydro Québec de Canadá, American Electric Power de Estados Unidos, RusHydro de Rusia, ENEL de Italia y RWE de Alemania.

“GSEP quiere estimular el acceso a electricidad que genere mínimas emisiones”, dijo y agradeció al gobierno provincial, a la comunidad de Coyuco-Cochico y al EPEN “por su apoyo al proyecto”.

El director EPEN, Carlos Aguilar explicó que el organismo, una vez concluida la obra, “se hará cargo de la operación y el mantenimiento de la central y las redes”. Expresó que “empezar a ver las obras nos da muchas más fuerzas y nos carga más de responsabilidad” y agradeció a GSEP y a Duke Energy “por invertir en la provincia del Neuquén”.

Aguilar indicó que en la localidad se instaló un grupo electrógeno y destacó la inversión del gobierno provincial en las redes eléctricas, que se finalizaron antes del inicio del invierno. Señaló que estos trabajos “hacen que podamos distribuir la energía y cuando se termine esta obra conectarla”.

El director Comercial de Duke Energy Argentina, José Tierno aseguró que “es un orgullo haber llegado a esta instancia”. Dijo que se realiza “un trabajo de equipo impresionante”, que permite que en muy poco tiempo “esto se haga realidad”.

Por su parte, el presidente de la comisión de fomento de Coyuco-Cochico, Domingo Rodríguez expresó que “es primordial proveer los servicios básicos a la localidad”. Indicó que la obra permitirá “mejorar la calidad de vida de los habitantes, cuidar el medioambiente -a través de una energía renovable-, reducir el consumo de leña y generar la posibilidad de iniciativas de negocios”.

Por último, agradeció al gobierno provincial, a Duke Energy y al resto de las empresas intervinientes por esta “obra histórica”.

 

Equipamiento para la escuela

Como parte de las actividades, el gobernador le entregó equipamiento a la Escuela Albergue 310 de Cochico, que consiste en una computadora completa, un televisor LCD de 32 pulgadas, sábanas, acolchados y toallones. Lo recibió la directora del establecimiento, Gabriela Liliana del Valle.

También participaron del acto, el ministro de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, Gabriel Gastaminza; el subsecretario de Comisiones de Fomento y Área y Rural, Julio Salvatori; el director de Operaciones de Duke Energy, Gustavo Vannucci; y el responsable técnico de los proyectos, Leandro Galzenatti; entre otros.

 

 Ver discurso completo.