Construyen cobertizos y cerramientos para pasturas con fondos del Proderpa

febrero 17, 2012

Integrantes de la comunidad mapuche Catalán comenzaron las obras contempladas en el plan integral de mejoramiento productivo financiado por el Proyecto de Desarrollo de la Patagonia. Los objetivos son reducir las pérdidas de ganado, mejorar la infraestructura predial y aumentar la oferta forrajera.

Un grupo de familias que integra la comunidad mapuche Catalán en el paraje Lonco Luan comenzó, semanas atrás, las obras previstas en el marco de un plan integral de mejoramiento productivo que cuenta con financiamiento del Proyecto de Desarrollo de la Patagonia (Proderpa).

Las tareas comprenden la construcción de diez cobertizos, la implantación de trece parcelas y los cerramientos correspondientes, beneficiando en una primera etapa a 23 familias.En septiembre del año pasado la comunidad Catalán recibió casi 160 mil pesos destinados a financiar el proyecto “Cobertizos para prevención de mortalidad ganadera, cerramientos e implementación de pasturas”, que constituye la primera etapa de un Plan de Desarrollo Productivo Integral.

El plan, pensado para un desarrollo a tres años, contempla otras instancias, alcanzando en total a unas 44 familias a través de distintas acciones que tienen como objetivo general el mejoramiento productivo. Se apunta a reducir las pérdidas de ganado, mejorar la infraestructura predial y aumentar la oferta forrajera, entre otras metas.

Tras concretar las compras de los insumos se distribuyeron los materiales y comenzaron las obras, que tienen como plazo total de finalización 60 días. Los trabajos están a cargo de los propios beneficiarios.

Recorrido

El subsecretario de Producción, Javier Van Houtte, se reunió días atrás con autoridades e integrantes de la comunidad y con Julia Medina, la veterinaria a cargo de la asistencia técnica del proyecto. Posteriormente, se realizó un recorrido por distintos puestos de la zona adonde se están construyendo cobertizos y cerramientos.

Van Houtte, quien además es coordinador provincial del Proderpa, destacó que “es muy importante conocer cómo se está trabajando en terreno y poder tomar contacto con los beneficiarios directos del proyecto. Y es una experiencia muy interesante que sean ellos mismos quienes están a cargo de las tareas”.

Además de apuntar al desarrollo productivo, el plan tiene como objetivo el fortalecimiento del grupo a través de la asistencia técnica. “Es para destacar el interés de la comunidad en desarrollarse desde lo productivo y lo social”, comentó la veterinaria Julia Medina.

Beneficios del proyecto

Con los cobertizos se pretende reducir las pérdidas de ganado por las inclemencias climáticas y aumentar y/o mejorar la actividad ganadera de los pequeños productores crianceros. También pueden ser utilizados con otros fines como galpón de esquila y depósito de fardos de lana.

Se destacó que la incorporación de los cobertizos al sistema productivo “permite mejorar las condiciones generales de trabajo y generar un impacto social positivo”.

El proyecto contempla además el cerramiento y siembra con cebadilla y alfalfa de 13 parcelas de una hectárea cada una, con el objetivo de mejorar la infraestructura predial, aumentar la oferta forrajera, obtener mejor estado nutricional y un manejo más adecuado del ganado ovino y caprino.

Otras cuestiones en las cuales se trabajará en el marco del Plan Integral son capacitaciones sobre sanidad animal (botiquines, calendarios de vacunación) para la prevención, tratamiento y control de enfermedades, y el asesoramiento y acompañamiento en actividades de acopio y venta de lana.