Se dictó un taller de consulta educativa destinado a adolescentes, a fin de fomentar replicadores en sus entornos cotidianos.

Dentro del programa Cuidándonos, de la subsecretaría de Juventud, se brindó ayer en las oficinas de la ex unidad carcelaria U9 una capacitación en Consejerías de Salud para Adolescentes. La actividad estuvo a cargo de José Luis Mulatero y el equipo del ministerio de Salud, además de estudiantes de tercer año de la carrera de Enfermería.

Durante el taller se brindaron herramientas de consejerías para llevar adelante en barrios designados. La consejería es una consulta educativa destinada a adolescentes que se ofrece no sólo en servicios de salud sino en otros entornos comunitarios cotidianos: escuelas, clubes, organizaciones civiles y comunidades religiosas, entre otras.

De esta manera se promueve un aprendizaje emocional mediante la escucha atenta, el diálogo cálido y abierto a la expresión afectiva.

El propósito es poder visualizar a través del vínculo instaurado, herramientas de autocuidado, factores protectores (para potenciarlos), detectar factores de riesgo para prevenir daños y ser un nexo entre las instituciones pertinentes (salud, educación, municipio, entre otras) y los jóvenes.

Uno de los objetivos de las consejerías es que los y las adolescentes logren determinadas capacidades para la vida como el discernimiento, empoderamiento para la toma de decisiones libres y responsables, capacidad de negociación, capacidad de interacción social, cómo hacer frente a la presión de los pares y la construcción de su identidad.

Los temas que se tratan son: sexualidad y afectividad; alimentación y nutrición saludable; práctica física; consumo de tabaco, alcohol y drogas; prevención de lesiones por causas externas, entre otros.