Confirman caso de Influenza A en Neuquén

mayo 28, 2009

La dirección de Epidemiología y Estadística de la subsecretaría de Salud confirmó el caso sospechoso de influenza A del joven neuquino que estuvo en México. Hasta el momento no hay otros casos dudosos.

web-conf-prensa-gripe-a_1228.jpg

El primer caso de contagio de virus de la Influenza A en la provincia de Neuquén fue confirmado esta tarde desde el ministerio de Salud de la Nación tras los análisis realizados en el Instituto Malbrán, según se informó hoy en una conferencia de prensa que encabezó el ministro de Salud, Daniel Vincent, y la directora de Epidemiología y Estadística, Adriana Feltri.

El ministro recordó que cuando se dio el alerta de pandemia, Nación hizo propia toda la medicación antiviral que había en el mercado para de esta manera desvirtuar posibles situaciones de especulaciones financieras. Agregó que Nación tenía -hasta la semana pasada- 600 mil tratamientos y es probable que haya aumentado este stock. “Así que en eso tenemos que estar todos tranquilos de que disponemos de la medicación para tratar los casos que puedan presentarse”, subrayó.

Feltri indicó que en primera instancia comunicaron el resultado del estudio a la familia del afectado. El análisis se hizo en la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Malbrán de Buenos Aires, lugar donde la provincia había enviado muestras extraídas a un joven neuquino que había viajado a México por razones laborales.

Aclaró que, según instrucciones internacionales, en el momento en que se detecta un caso sospechoso de Influenza A se actúa como si estuviera de antemano confirmado. Es decir, se prescribe el aislamiento del paciente y las medidas del tratamiento pese a que luego pueda confirmarse que se trata de una gripe benigna o común.

Indicó que la asistencia es ambulatoria con aislamiento domiciliario, el cual -acotó- es voluntario. Apuntó además que se inicia un tratamiento antiviral específico con Oseltamivir, que ha sido comprobado en otros países como efectivo, para el paciente y para todos sus contactos íntimos o convivientes, así como quienes mantuvieron una relación estrecha en los días previos a los síntomas.

La profesional señaló que “este caso que ahora recibe la confirmación prácticamente ya está terminando su tratamiento antiviral y puede reinsertarse a la sociedad a trabajar y demás actividades que él tenía habitualmente, ya que no ha tenido ninguna complicación ni síntoma”.

La encargada de Epidemiología indicó también que, a partir de las 72 horas de la toma del antiviral, “ya no hay posibilidad de contagio y menos en este paciente que no tuvo ninguna complicación y ya no tiene ningún síntoma”.

Agregó que sus contactos directos iniciaron el tratamiento de quimioprofilaxis al momento indicado, lo cumplieron específicamente, respetaron el aislamiento y acudieron a sus actividades en tanto y en cuanto les fueron dando el alta. Según precisó, ninguno de los contactos presento síntomas compatibles con influenza, es decir, que ninguno de ellos pudo haber contagiado a otras personas.

La especialista informó que el paciente que padecía Influenza A termina su tratamiento mañana. Añadió que tanto su familia como el resto de los contactos, al no tener ningún síntoma, llevan actualmente una vida normal y terminarán su quimioprofilaxis a la semana de haberla iniciado.

Por otro lado, en referencia a la decisión del cierre de un colegio en la capital neuquina, dijo que las autoridades de la EPET N° 8 se comunicaron con la guardia de epidemiología y al director se le aclaró que en realidad no había un caso en la escuela. Comentó que se le informó al director del establecimiento que “el único caso que teníamos no estaba en edad escolar, que no concurría al establecimiento”.

Relató que “él nos consultó puntualmente por uno de los contactos de nuestro caso, el cual no había presentado nunca síntomas y en ningún momento fue caso, y eso lo queremos aclarar: una cosa es ser caso y otra cosa es ser contacto”. Por eso, subrayó, no hubo indicación por parte de la subsecretaría de Salud para cerrar la EPET Nº 8.

El equipo de la subsecretaría de Salud se comunicó con el COES (Comité Operativo de Emergencia Sanitaria) de Nación para saber si, a raíz de los nuevos casos en la provincia de Buenos Aires, habían modificado las recomendaciones. La respuesta fue que no había cambios y lo que se enfatizó desde Nación fue la necesidad de mantener una buena higiene con agua y lavandina en los establecimientos públicos; además de las medidas de ventilación, lavado de manos con agua y jabón, no concurrir con síntomas o cuadros compatibles con gripe a clases -no sólo los alumnos sino también los docentes- y al estornudar cubrirse con pañuelos descartables y luego tirarlos o hacerlo con el pliegue del codo.

Participaron también de la conferencia la referente de Inmunizaciones de la subsecretaría de Salud, Irene Wietig, y Manuel Rivera, coordinador de Emergencias Sanitarias. Al comenzar el diálogo con la prensa, el ministro de Salud recordó el compromiso de dar un informe cada 48 horas.

Pasos fronterizos

Rivera explicó que, por del aumento de los casos en la zona limítrofe de Chile, se continúa trabajando con Gendarmería y el personal de Defensa Civil en los controles de los puestos fronterizos, “donde nos están informando permanentemente si hay algún caso sospechoso de gripe” del lado chileno.

Igualmente se puso énfasis en el seguimiento de las zonas sanitarias IV y II, que son las que tienen actualmente pasos fronterizos abiertos. Los controles se efectúan a las personas provenientes de México, Estados Unidos y Canadá, que son los países que la Organización Mundial de la Salud considera con circulación propia. También a quienes ingresan desde los distritos comprometidos del país vecino (Santiago de Chile y zona Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins).

Cuando se detecta que una persona presenta algún tipo de síntoma compatible con la enfermedad, se lo deriva a un efector de salud, que ya está preparado para atender y evaluar cada caso.