La medida fue dictada ayer y acatada por el ejecutivo municipal. Las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio hasta el lunes.

La subsecretaría de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria ante las medidas de fuerza que llevan adelante los trabajadores de la municipalidad de Centenario, que ya fue acatada por el Poder Ejecutivo. Se estableció un plazo de 15 días para resolver la situación.

Los trabajadores solicitan el pago de ítems salariales que no fueron contemplados en las liquidaciones de enero y febrero. Por el momento hay un cuarto intermedio en las negociaciones hasta el próximo lunes.

El subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel, dijo que la medida “era necesaria para generar un espacio de negociación propicio” y anticipó  que “en el transcurso de la semana ya estaría el dinero- depositado,  en tanto que ya comenzaron los depósitos correspondientes a las diferencias existentes por los períodos ya transcurridos”.

Seguel recordó que “el conflicto se inició porque hubo una serie de decretos de la gestión anterior que fueron anulados por la administración actual. Había normas que eran de 2017 y 2018, y otras eran recientes. También había una serie de situaciones que tenían que ver con la carrera administrativa y el escalafón”.

Informó que desde la municipalidad se hizo una propuesta importante a los trabajadores “que está muy ajustada a lo que cada una de las partes está pretendiendo” y señaló que “el objetivo es resolver la cuestión de fondo de manera tal que en lo sucesivo no haya una situación de conflicto por esta misma cuestión”.