El gobernador Omar Gutiérrez encabezó ayer un acto durante el cual se presentó nueva maquinaria de Vialidad provincial, que demandó una inversión superior a los 14,5 millones de pesos y que se utilizará para marcar la huella de ese camino.

El gobernador Omar Gutiérrez encabezó ayer por la tarde en Tricao Malal un acto durante el cual se presentó una nueva máquina de la dirección provincial de Vialidad, que demandó una inversión de 14.660.000 pesos y que se empleará inicialmente para la apertura de traza en el camino desde esa localidad del Norte provincial hasta el Domuyo.

“Empezamos a marcar la huella, a hacer el camino hacia el Domuyo. Es un sueño y una necesidad, para poner en valor y desarrollar toda la zona Norte”, destacó el gobernador.

La máquina demandó una inversión de 14.660.000 pesos.

Explicó que “es un camino de entre 40 y 50 kilómetros, con todo el trabajo artesanal que hay que hacer. Confiamos en nuestros trabajadores de Vialidad provincial y estimamos que en un año y medio o dos estará terminado”.

“Compramos esta máquina, con una inversión de más de 14 millones de pesos, principalmente para empezar a hacer esta obra”, indicó el mandatario provincial y detalló que “primero vamos a marcar la huella y luego, con otras maquinarias, vamos a ir abriendo el ancho el camino”.

Gutiérrez dialogó con crianceros de la zona que van al Domuyo y que utilizarán este camino para la trashumancia y les dijo: “Gracias por habernos empujado a hacer realidad este sueño; por el coraje, las ganas y el amor de ustedes”.

“Empezamos a marcar la huella, a hacer el camino hacia el Domuyo. Es un sueño y una necesidad, para poner en valor y desarrollar toda la zona Norte”, destacó el gobernador.

La nueva máquina de Vialidad provincial es un equipo topador marca Caterpiller cero kilómetro, topadora tractor con hoja semiuniversal, modelo tractor sobre orugas de 330 HP de potencia.

La primera etapa, que es tarea de este equipamiento, consiste en la apertura del camino sobre el terreno, que tendrá forma de huella o picada. En una segunda etapa, ya más avanzada, se trabajará con otros equipos viales para confeccionar el camino con los anchos y gálibo correspondientes.

La nueva máquina de Vialidad provincial es un equipo topador marca Caterpiller cero kilómetro.