Anoche en la Sala de Actividades Físicas de Caviahue se realizó el acto inaugural de la competencia que por primera vez se disputa en el país. 

Caviahue está de fiesta con los primeros Juegos Argentinos de Invierno, que comenzaron ayer allí y en Copahue, subsede de la competencia. Los anfitriones tuvieron su primer festejo con la medalla de plata que obtuvo la representante local Verónica Galván, en biathlon, prueba que combina esquí de fondo con tiro con carabina.

La competencia, que se desarrolló en el cerro Puna de Nieve sobre 7,5 kilómetros, fue ganada por la rionegrina Cecilia Domínguez. Completó el podio la también representante de la vecina provincia, Joana Gualmez.

Por la tarde fue el acto de apertura en la Sala de Actividades Físicas (SAF) inaugurada recientemente, con el desfile de las delegaciones participantes (Tierra del Fuego, Chubut, Río Negro, Mendoza y los anfitriones) que marcó el encendido de la llama olímpica.

El subsecretario de Deporte y Juventud, Luis Sánchez anticipó que “los juegos de invierno llegaron para quedarse”, y felicitó al municipio de Caviahue-Copahue, porque no sólo “trabajaron en la organización, sino que desde el primer momento los hicieron propios”.

La competencia, que por primera vez se realiza en el país, difunde los atractivos turísticos de invierno.

El secretario de Deportes, Educación Física y Recreación de la Nación, Carlos Javier Mac Allister destacó a la provincia del Neuquén “porque cuando propusimos esta experiencia fue la primera en levantar la mano y acompañarnos en este proyecto que tenemos de apostar por el desarrollo de la Patagonia”.

“Estos Juegos son una oportunidad para promocionar nuestros destinos turísticos”, dijo el intendente Oscar Mansegosa antes de dejar formalmente inaugurada la competencia y felicito a los jóvenes por ser “ejemplos para la juventud y portadores de una vida sana”.

Durante la ceremonia se presentó un video de bienvenida de los Juegos de Caviahue y se cerró con el encendido de la llama olímpica sobre una réplica del volcán Copahue que entró “simbólicamente en una erupción lúdica”, tras recibir el impacto de tiros de salva de algunos deportistas que compiten en la prueba de biathlon.

Esta fue una de las competencias que marcaron la apertura del certamen.  Además de las chicas, también compitieron los varones con dominio absoluto de  Río Negro con Axel Ciuffo, Damián Barcos y Rubén Vega. El neuquino Tomás Llambí terminó en el último puesto y Facundo Torres, otro de los representantes provinciales, abandonó.

Los anfitriones tuvieron su primer festejo con la medalla de plata que obtuvo la representante local Verónica Galván, en biathlon.

En esquí de fondo sobre 7,5 kilómetros se impuso el fueguino Matías Zuloaga, quien se anotó como el primer medallista de los Juegos de Invierno. Lo escoltaron Martín Bianchi y Federico Cichero, también de esa provincia. Jesús Ibáñez y Fabián Vera, ambos de San Martín de los Andes, fueron sexto y séptimo, respectivamente.

En damas, sobre cinco kilómetros, ganó Cecilia Domínguez escoltada por sus coterráneas Camila De Torres Curth y Catalina González. En esta prueba fue quinta la representante local, Elizabeth Ñancupán.

Para mañana las competencias serán esquí alpino paralelo por equipo en el centro de esquí Caviahue, y en Copahue habrá biathlon en persecución y esquí de fondo sprint individual.

Durante la ceremonia se presentó un video de bienvenida de los Juegos de Caviahue y se cerró con el encendido de la llama olímpica sobre una réplica del volcán Copahue.