Con nuevas tecnologías aumentan la productividad de cultivos hortícolas

febrero 28, 2012

La incorporación del riego por goteo realizada por un grupo de productores del departamento Confluencia asistidos por el Centro PyME-Adeneu les permitió aumentar la calidad y la cantidad de su producción, posicionándose de manera más ventajosa a la hora de la comercialización

El Programa Hortícola del Centro PyME-Adeneu viene asistiendo al sector hortícola de la región desde hace unos diez años pero, “hace unos dos años se vio la necesidad de trabajar con un grupo de productores que demandaban un espaldarazo en innovación tecnológica” explicó Carlos Ceppi, coordinador del programa.

La incorporación de tecnología por parte de un grupo de productores hortícolas de la zona de la Confluencia, asistidos por el gobierno provincial a través del Centro PyME-Adeneu, les permitió obtener un importante aumento en la calidad y la cantidad de los cultivos.

Utilizando fondos del Programa Nacional de Agricultura Periurbana y brindando asistencia técnica se impulsó la incorporación del riego por goteo, reemplazando el tradicional riego por surcos. El proceso fue desarrollándose de manera paulatina pero sostenida.

Este sistema comenzó a ser utilizado por un grupo de productores de Centenario, Vista Alegre y Plottier que comercializan su producción- lechuga, tomate, pimiento y ají-, en el Mercado Concentrador de Neuquén.

Ceppi destacó que la incorporación de esa tecnología “representó un aumento muy importante en la producción comercializable, tanto en volumen como en calidad”.

En números concretos, se detalló como ejemplo que hay casos en los que se pasó de obtener un rendimiento de 15.000 kilos de lechuga por hectárea a 25.000. Esto ocurre por varios motivos: hay un mayor rendimiento por superficie, aumentando la densidad de plantas, hay menos descarte porque se tiene un riego más eficiente, y además se acortan los ciclos, por lo que se puede sembrar más seguido.

En forma paralela al incremento de la cantidad se destaca la mejora de la calidad del cultivo hortícola: la planta tiene una nutrición correcta, absorbiendo el agua y los nutrientes diariamente y de la manera adecuada. Los fertilizantes y los agroquímicos también son provistos por el sistema de goteo, pudiéndose controlar su aplicación.

A manera de síntesis, se destaca que con este sistema “se aprovecha más la superficie, se acortan los ciclos, aumenta la cantidad de producción por hectárea, mejora la calidad”, enumeró Pablo Veronés, técnico del Programa Hortícola.

El riego por goteo permite tener el agua en todo momento, a diferencia del riego por surco, en el cual los productores deben adaptarse a los turnos para el abastecimiento. Pero además, al obtener el agua de las bombas, no se depende del periodo de riego, con lo cual los ciclos de producción se pueden extender de seis a ocho/diez meses.

Veronés destacó que otro beneficio es que aumenta la rentabilidad de la producción porque se requiere menos mano de obra. “Pasan de necesitar cinco o seis personas todos los días a requerir esa cantidad sólo en época de trasplante o cosecha, haciendo los productores solos el mantenimiento”.

Financiamiento

Esta experiencia se aplicó hasta el momento en poco más de cinco hectáreas trabajadas por cuatro productores denominados “de punta”, que poseen cultivos a cielo abierto o bajo cubierta (invernaderos).

A diferencia de la incorporación del invernadero en dos de esas chacras, que se financiaron en su totalidad a través del Programa Nacional de Agricultura Periurbana, el riego por goteo fue implementado con aportes conjuntos del Estado y de los propios productores.

Con los fondos nacionales, el Centro PyME proporcionó las mangueras (que representan un 70% de los costos totales), en tanto que los productores se hicieron cargo de la mano de obra, instalación de caños, filtros, bombas, etc.

“El aporte es reintegrable, es decir que los productores deben devolver las mangueras para que se puedan destinar al aumento de la superficie bajo este sistema”, explicó Carlos Rivas, otro de los técnicos del programa. Se calcula que instalar el riego por goteo insume, para media hectárea, unos 7500 pesos.

A este aporte del Centro PyME se suma la permanente asistencia técnica en todo el proceso de producción.

De todas maneras, aseguran que la inversión inicial se recupera en poco tiempo. “Todos los que incorporaron el riego por goteo tuvieron cultivo para comercializar cuando no había en el mercado, con valores muy buenos. Claramente les da continuidad en la oferta”, se destacó. En este sentido, Veronés explicó que “frente a sus compradores se ubican como clientes más atractivos y confiables”.

Adaptarse a los cambios

Si bien la incorporación de tecnología puede generar alguna resistencia inicial entre los productores, se explicó que “dentro de este grupo, que son los más avanzados, se dan cuenta de que llegan a un tope con la superficie adonde si no incorporan tecnología no pueden avanzar”.

De todas maneras, los comienzos fueron con pruebas pilotos, experimentando en pequeñas superficies para luego extenderlo al resto de la chacra.

“Frente a la falta de tierras aptas, el aumento de la producción es la única salida para estos productores. Son cultivos que tienen buena rentabilidad porque el consumidor prefiere productos de acá. Entre comer una lechuga manteca que hace tres días está viajando desde Mendoza a comer una lechuga que se cortó la tarde anterior, no hay duda”, comentó Rivas.

El objetivo desde el Centro PyME es seguir avanzando con este grupo pero además ir incorporando a otros. “A medida que uno ve a otros productores que van desarrollándose, la idea es ir llevándolos a la incorporación de tecnología que les permita mejores rendimientos”.