El Ministerio de Salud informó sobre las medidas ordenadas.

Respecto de la situación del Policlínico ADOS, el Ministerio de Salud informa que se ordenó la desinfección de la institución sanitaria y que lo que no se recomienda es la fumigación de los espacios con aerosolización de productos químicos. Los manuales de limpieza e higiene hospitalaria, elaborados por la línea de trabajo de Bioseguridad indican que la limpieza y desinfección son medidas importantes que contribuyen a reducir las posibilidades de transmisión de infecciones provenientes de fuentes inanimadas.

La higiene en los establecimientos sanitarios es uno de los aspectos fundamentales en el control de infecciones, puesto que el medio ambiente hospitalario cumple un rol muy importante en la transmisión de enfermedades.

Por ello, vale aclarar que la desinfección del ADOS, que además debe hacerse de forma permanente, se dispuso desde el primer momento por parte del Ministerio. En este sentido, se capacitó al personal de la institución y se entregó material como las guías de lavado de manos, de higiene hospitalaria, de Elementos de Protección Personal (EPP), etc. A su vez, se verificaron los EPP, la cantidad suficientes de los mismos.

Entiéndase por limpieza al proceso de eliminación de la suciedad depositada sobre superficies inertes (pisos, mesadas, manijas, azulejos, muebles, etc.), usando medios mecánicos o físicos. Es la remoción de la materia orgánica y/o inorgánica de las superficies. Para la limpieza se utiliza agua y jabones o detergentes.

“Los productos de limpieza seleccionados, además de cumplir con el propósito deseado, no deberán resultar tóxicos para los pacientes u operadores ni deteriorar las superficies a limpiar”, detallan las guías.

También es importante aclarar que la desinfección es el proceso que elimina microorganismos de las superficies por medio de sustancias químicas o físicas (excepto las formas resistentes como esporas bacterianas). En la actualidad pueden utilizarse productos que limpian y desinfectan de manera simultánea.

Los objetivos de la limpieza es disminuir la mayor cantidad de microorganismos contaminantes y suciedad del medio ambiente institucional son: evitar la transmisión de microorganismos que pueden colonizar/ infectar a los pacientes, aplicando adecuadamente las técnicas de limpieza; prevenir el deterioro de superficies, objetos y materiales; y promover el confort y la seguridad de los pacientes, acompañantes y personal de salud, garantizando un medio ambiente limpio

Por otra parte, los factores que favorecen la contaminación del ambiente son: las manos del personal sanitario en contacto con las superficies, fallas en el uso de técnicas básicas por los profesionales de la salud, el mantenimiento de superficies húmedas o mojadas, el mantenimiento de superficies polvorientas, el mantenimiento de la materia orgánica y las condiciones edilicias deficitarias en pisos, paredes, mobiliario y equipamiento.