Desde el 18 de diciembre hasta el 2 de enero la Policía provincial afectó más de 1.800 efectivos y hubo 200 móviles patrullando sectores específicos. El objetivo fue mantener y garantizar la seguridad en todo el territorio provincial.

El gobierno provincial, a través del ministerio de Coordinación de Gabinete, Seguridad y Trabajo, instrumentó durante los festejos de las fiestas navideñas y de fin de año un operativo tendiente a mantener y garantizar la seguridad en todo el territorio provincial. Para esto, la Policía provincial desplegó un operativo especial que se desarrolló desde el 18 de diciembre hasta el 2 de enero.

Con este fin, se afectaron más de 1.800 efectivos y 200 móviles patrullaron sectores específicos, con lo cual se logró cubrir alrededor de 500 comercios. Durante el tiempo que transcurrió este operativo especial se identificaron 16.155 personas.

El vicepresidente de la Asociación del Comercio, Industria, Producción y Afines del Neuquén (Acipan), Edgardo Phiellipp, aseguró que “realmente estamos satisfechos, porque a diferencia de lo que ha ocurrido en muchos lugares del país, en la provincia de Neuquén prácticamente no hubo situaciones de violencia, ni de saqueos”.

“Consideramos que en ese sentido ha sido exitoso el procedimiento que se utilizó; creemos que el desarrollo ha sido positivo”, destacó.