El EPAS está ejecutando una obra por más de 87 millones de pesos, que mejora el abastecimiento de agua potable a una zona importante de la capital. Es financiada íntegramente por el Gobierno de Neuquén, incluida dentro del Plan Quinquenal de Obras impulsado por el Gobernador Omar Gutiérrez.

El Ente Provincial de Agua y Saneamiento, dependiente de la Secretaría General y de Servicios Públicos, continúa avanzando con el plan de obras más importante de los últimos años. En este caso, el Presidente del EPAS Ing. Mauro Millán junto a autoridades del organismo, recorrieron la obra denominada “Recambio de cañería acueducto Gatica, entre calles Dr. Teodoro Planas y Río Senguer”, que tiene un monto de contrato de $ 87.960.825,30 y un plazo de ejecución de 300 días.

Los trabajos consisten en ejecutar una cañería paralela a la existente de acero de diámetro 400mm que, debido a su edad y estado general, provoca regularmente pérdidas y roturas, por una cañería del mismo diámetro de PEAD 16, dejando la cañería antigua fuera de servicio. El tramo a colocar es por calle Gatica, desde calles Planas hasta Río Senguer, que tienen una longitud de 2208 metros y prevé el cruce por la ex Ruta Nº 22 para conectarse a una cañería que también fue reemplazada anteriormente.

Esta obra se inició el 1 de diciembre de 2021, y es fundamental para mejorar la red de distribución de todos los barrios servidos por este acueducto. Durante la recorrida, el ingeniero Millán explicó la importancia de la obra: “Previamente a la puesta en funcionamiento el Acueducto Mari Menuco, esta cañería era de impulsión y conducía agua desde el río Limay a la cisterna Alta Barda. Como actualmente ingresa agua desde Mari Menuco, este ducto funciona a gravedad y sirve para distribuir a los barrios Centro, Don Bosco, en forma directa y de refuerzo para el acueducto Leguizamón que abastece a los barrios: Rio Grande, Villa Florencia, Villa María, Altos Limay, Limay, Don Bosco. Por lo tanto, en este sector de la ciudad estamos mejorando considerablemente el servicio de agua potable a los habitantes de esta zona de Neuquén”.

Además, Millán destacó otro de los múltiples beneficios de esta obra: “con la culminación de estas tareas, tendremos en Neuquén la posibilidad de abastecer una zona importante de la ciudad desde dos acueductos; Mari Menuco y Leguizamón. Esto nos permitirá el día de mañana, tener otro margen de maniobra en caso de sufrir alguna contingencia”.