Se trata de un espacio que busca aportar herramientas y nociones básicas de acompañamiento. El objetivo es conformar equipos de escucha y apoyo a personas con COVID-19.

Desde la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos del ministerio de Ciudadanía, se realizó la capacitación “Que aislamiento no sea sinónimo de soledad”, para la introducción de nociones básicas de primeros auxilios psicológicos.

Se trata de un taller que tiene como objetivo aportar herramientas y nociones básicas de acompañamiento, y propone la conformación de equipos de escucha y apoyo a personas con COVID-19. La capacitación se organizó en dos encuentros coordinados por la psicóloga Ariana Antúnez, que integra la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos. La primera jornada se realizó ayer jueves y la próxima tendrá lugar el 24 de junio.

Este espacio fue planteado como un aporte al Programa de Formación Continua de la Universidad de Flores, destinado a estudiantes avanzados de 3° y 4° año de la Licenciatura en Psicología. Sin embargo, se abrió a la comunidad en general por el gran interés que suscitó la propuesta.

Del primer encuentro participaron más de 300 personas de diferentes localidades del país, principalmente donde la institución académica tiene asiento.

Esta iniciativa surgió a partir de reuniones de intercambio entre la subsecretaría, la coordinación de la Red de Abordaje Comunitario (RAC), la Universidad de Flores y la Mutual de los Empleados y Obreros Petroleros Privados ante la preocupación frente al alza en los casos de COVID-19 y la saturación del sistema de salud.