Se trata de una actividad que forma parte del ciclo Experiencias de Sabores, cuya finalidad es poner en valor alimentos, bebidas y productos elaborados en la provincia. La globa de promoción y venta estará hoy y mañana, de 10 a 17.

Hoy y mañana, de 10 a 17, permanecerá la globa instalada en calle Olascoaga y las vías del tren en la ciudad de Neuquén, donde ocho productores de Añelo, Rincón de los Sauces y Centenario, entre otras localidades, ofrecen frutos secos tales como nueces y almendras, y aceite de oliva.

La propuesta se realiza en el marco del ciclo Experiencias de Sabores, que inició en marzo bajo la coordinación del Centro PyME-Adeneu, organismo dependiente del ministerio de Producción e Industria, con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI) a través de la secretaría del COPADE.

El objetivo es dar a conocer a los consumidores algunos de los productos que se elaboran en Neuquén, todos ellos de alta calidad y que aún así son una novedad para la provincia.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, señaló que “estas experiencias son muy buenas tanto para los productores como para los compradores y es muy grato ver cómo mejora año a año la producción, la comercialización y el packaging de productos regionales”.

“El tema de los frutos secos y del aceite de oliva constituye una clara línea de diversificación de la matriz productiva en la provincia. Los productos que se generan logran una calidad destacable”, aseguró.

Explicó que “actualmente hay cuatro establecimientos que producen olivos y tres de ellos ya están procesando y obteniendo aceite de alta calidad. Dos de esos emprendimientos están en Añelo, uno en Rincón de los Sauces y otro en Centenario. Todos se han logrado con inversiones muy importantes que se han acompañado desde la provincia a través del Centro PyME, con financiamiento y asistencia técnica”.

“En cuanto a la producción de frutos secos, Neuquén cuenta con 360 hectáreas de nueces y más de 70 de almendra, y año a año se va ampliando la superficie y la calidad de cultivos. Esto es muy importante para complementar o reemplazar chacras en las que tradicionalmente se trabajó exclusivamente con pera y manzana”, indicó López Raggi.

Por último, el ministro remarcó que “la función principal del Centro PyME es colaborar con capacitaciones y asistencia técnica, acompañando en la etapa de producción primaria pero también asistiendo a los productores en la comercialización, y facilitando fuentes de financiamiento para quienes desean tener nuevas herramientas”.

Teresa Peláez, del emprendimiento “Almendras del Limay”, comentó que cuenta con una hectárea en producción desde 2013 cuando entendió la potencialidad de ese cultivo. “No tenemos un volumen grande de producción, pero le damos valor agregado ofreciendo almendras naturales, saladas y garrapiñadas en cajas de diferentes tamaños. El asesoramiento permanente en cuanto a poda, fertilización, cosecha y comercialización han sido herramientas de un enorme valor”, señaló.

Romina Alessi, la dueña del establecimiento “María Antonieta” de Rincón de los Sauces, produce aceite de oliva y destacó la “impecable organización de estos proyectos, que nos vienen muy bien a los productores porque se va dando a conocer el producto cada vez más y hay gente que vuelve, que ya vino el año pasado”.

“Hoy estamos presentando también cosméticos naturales que los elaboramos a partir de nuestro aceite de oliva. Esto surgió para darle un valor agregado al aceite de oliva que tiene un montón de propiedades antioxidantes, muy buenas para la dermis”, explicó.

En la actualidad Neuquén posee 71 hectáreas de almendra y 320 hectáreas de nueces. Estos cultivos tuvieron un gran crecimiento durante la última década, mediante inversiones que estuvieron acompañadas de asesoramiento técnico y capacitación por parte del Centro PyME-Adeneu.

Respecto de la producción olivícola, existen 256 hectáreas implantadas y se trata de cultivos relativamente nuevos, ya que los de mayor antigüedad tienen 12 años, y las plantaciones se caracterizan por ser de alta densidad, preparadas para cosecha mecánica, con riego presurizado y sistema de fertilización por fertirriego.

La producción de olivos para aceituna rondó los 324.000 kilos por año en 2017, el equivalente a 47.620 litros de aceite. La variedad con más superficie implantada es Arbequina, además de otras variedades también implantadas en dicho sector como: Arbosana, Koroneiki, Frantoio, Corantina, Picual y Hojiblanca.

El ciclo Experiencia de Sabores se lleva adelante con motivo de los 20 años del Centro PyME-Adeneu, institución creada en 1998 con el objetivo de generar las condiciones adecuadas para la creación y el crecimiento de las pymes y para fortalecer el ecosistema emprendedor local.