Las tareas de corte y desbrozado de alamedas, sumado al equipamiento que se instalará en enero, permitirán incrementar la seguridad en las operaciones aéreas.

El viernes pasado comenzó el corte y desbrozado de las alamedas lindantes al aeropuerto internacional Juan Domingo Perón de la ciudad de Neuquén. Las tareas de limpieza apuntan al mantenimiento de la seguridad operacional de la terminal aérea.

Los trabajos están a cargo de la firma Akua Group SRL, que resultó adjudicataria de la licitación privada convocada por el ministerio de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales. En este sentido, también se proyecta una serie de obras entre Nación y provincia para mejorar la calidad de los servicios del aeropuerto.

Durante el reciente encuentro entre el gobernador Omar Gutiérrez y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich se informó que en enero se instalará un sistema de aterrizaje instrumental que permitirá garantizar las operaciones en condiciones climáticas adversas, como por ejemplo con baja visibilidad por la presencia de neblina.