Este año se celebra del 16 al 22 de mayo, bajo el lema “Respeto por las necesidades de la madre y de su bebé en toda situación”.

La Semana del Parto Respetado se celebra desde el 2004 con el fin de visibilizar los modos de atender los partos en el mundo y de promover el cumplimiento de los derechos de las personas gestantes y recién nacidas. Este año, se desarrollará del 16 al 22 de mayo, bajo el lema “Respeto por las necesidades de la madre y de su bebé en toda situación”.

Es importante recordar que aún en el contexto de la pandemia por COVID-19 el derecho a un parto respetado debe ser garantizado, por lo cual desde el año pasado el Ministerio de Salud de la provincia ha generado diversos protocolos destinados a los establecimientos de salud.

En este sentido, la cartera sanitaria provincial trabaja en el cumplimiento de las normativas, apuntando al respeto pleno los derechos de las personas gestantes, sus hijos e hijas, y sus familias. El objetivo es brindar atención de calidad a las personas gestantes y a las y los recién nacidos, desde una perspectiva humanizada, inclusiva y respetuosa del parto y la lactancia natural, en beneficio de la reducción de las muertes perinatales.

Según la Organización Mundial de la Salud, se ha llamado humanizado “al modelo de atención del parto que pretende tomar en cuenta, de manera explícita y directa, las opiniones, necesidades y valoraciones emocionales de las mujeres y sus familias en los procesos de atención del embarazo”.

En este sentido, se resalta que la personas gestante tienen derecho a:

  • Un parto normal que respete sus tiempos.
  • No ser discriminada.
  • Que se respete su intimidad.
  • Elegir a la persona que la acompañará, aún en situación de pandemia, durante el trabajo de parto, parto y posparto.
  • Que su bebé esté a su lado durante toda la internación, a menos que la persona o el/la bebé necesite cuidados especiales por sospecha de COVID-19. En ese caso se recomienda el uso de métodos de barrera y lavado de manos frecuente.
  • A recibir la información necesaria en un lenguaje claro, sobre su estado y la evolución del parto y del bebé, al igual que su familia.
  • Conocer los beneficios de la lactancia materna aún en contexto COVID-19, ya que los beneficios superan los eventuales riesgos.
  • Conocer los efectos negativos del tabaco, el alcohol y las drogas.

Dentro del marco regulatorio que garantiza los derechos de las personas gestantes, sus hijos e hijas y sus familias, se destaca en Argentina la Ley de Parto Humanizado N° 25.929 y su reglamentación (Decreto 2035/2015). Ambas promueven que toda persona, en relación con el embarazo, el trabajo de parto, el parto y posparto o puerperio tiene derecho a ser tratada con respeto, amabilidad, dignidad y a no ser discriminada por su cultura, etnia, religión, nivel socioeconómico, preferencias y/o elecciones de cualquier otra índole.

A estas se le suma la Ley N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales; la Ley Nacional N° 26.529/2009 – Derechos del Paciente en su Relación con los Profesionales e Instituciones de la Salud; y la Ley 27.611/2020 Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia (Primeros 1000 días).

Por otra parte, a nivel provincial, Neuquén cuenta con la Ley N° 2.499 de acompañamiento durante el parto. Además, cabe destacar que la salud materno-infantil es uno de los ejes centrales del Plan Provincial de Salud 2019-2023, fortalecido con la estrategia “Primeros 1000 Días-Tu salud, nuestro futuro”.

Medidas implementadas en contexto COVID-19

 A raíz de la situación epidemiológica actual, la OMS sostiene que las personas gestantes y recién nacidas, aún cuando se sospeche o se haya confirmado su resultado positivo para COVID-19, tienen derecho a recibir atención perinatal de alta calidad. En esta misma línea, desde la Dirección de Salud Perinatal y Niñez de la Nación y la Dirección de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la provincia del Neuquén se generaron protocolos de atención, con la colaboración de profesionales involucrados en la atención directa.

El protocolo se desarrolla con un triage a su ingreso y restricción de visitas. A modo de síntesis, tanto las disposiciones normativas vigentes como las recomendaciones de organismos internacionales, nacionales y provinciales, aún frente a caso sospechoso o confirmado de infección por COVID-19, proponen:

  • Durante el embarazo: la persona gestante sea considerada como una persona sana y reciba los controles prenatales correspondientes.
  • En el momento del parto: la persona gestante pueda tener acompañamiento a su elección, cuente con estrategias apropiadas para el alivio del dolor, tenga movilidad durante el trabajo de parto y elección de posición, se evite cesárea cuando no esté justificado por el estado de salud de la parturienta o de la persona por nacer, es decir, que el parto sea respetado y la familia sea protagonista del proceso.
  • Luego del parto: el contacto piel con piel temprano, lactancia materna y apoyo para amamantar, que la diada permanezca junta, con internación conjunta.
  • Y, en todo momento, ser tratada con respeto y recibir información clara de los profesionales de la salud.