El gobernador Omar Gutiérrez supervisó el inicio de las obras que tendrán -en esta primera etapa- 90 millones de pesos de inversión. “Es una obra de estricta justicia social y de reparación histórica”, subrayó.

Audio Omar Gutiérrez – Gobernador

Audio Horacio Carvalho – Subsecretario de Recursos Hídricos

El gobernador Omar Gutiérrez participó esta mañana del comienzo de las obras de reactivación, sistematización y saneamiento del arroyo Durán, en la ciudad de Neuquén. Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 365 días corridos y demandarán una inversión de 90 millones de pesos, fondos provenientes de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Entre los trabajos más importantes se encuentra la toma sobre el río Limay y conducción hasta el arroyo, que permitirá incorporar agua limpia al Durán; la readecuación de las secciones transversales y pendientes a lo largo del arroyo entre calle La Pampa y avenida Olascoaga, y entre el brazo norte de la Isla 132 y la calle Río Negro.

El gobernador adelantó que la semana próxima en Estados Unidos se entrevistará “con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial para gestionar el financiamiento de las sucesivas etapas del saneamiento del Durán”.

Acompañaron al gobernador, los ministros de Turismo, Marisa Focarazzo y de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli; el presidente del Concejo Deliberante capitalino, Guillermo Monzani; diputados provinciales; el subsecretario de Recursos Hídricos, Horacio Carvalho; concejales de la ciudad; el representante técnico de la empresa contratista, Julián Retamal y demás autoridades.

En su discurso, Gutiérrez sostuvo que “es una obra de estricta justicia social y de reparación histórica” y agradeció “a todos los que participaron y gestionaron para su concreción desde hace una década en que se comenzó a planificar su saneamiento. Por eso es un claro ejemplo de que trabajando juntos podemos más, sin perder tiempo en echarnos la culpa unos a otros, para lograr las obras que garanticen el progreso de nuestro pueblo”.

Gutiérrez sostuvo que “es una obra de estricta justicia social y de reparación histórica”.

Luego recordó que “esta obra quedó acordada y definida en el presupuesto del gobierno nacional en octubre de 2017. Por eso se firmó el contrato con la empresa constructora casi de forma inmediata y hoy podemos dar inicio a los trabajos, que son sólo la primera etapa con unos 20 kilómetros de tareas, puesto que toda la obra en total ronda los 36 millones de dólares de inversión”.

Adelantó en tal sentido, que la semana próxima cuando viaje a los Estados Unidos se entrevistará “con autoridades del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM) para gestionar el financiamiento de las sucesivas etapas del saneamiento del Durán”. Agregó que “no sólo se trata del saneamiento del arroyo, sino de una serie de obras de parquización y embellecimiento para que los neuquinos se apropien del lugar, lo cuiden y no se vuelva a contaminar, para el desarrollo urbanístico y ciudadano de la capital”.

“Estas obras son estratégicamente importantes. Vienen a dar respuesta a déficit estructurales, generan previsibilidad, y fortalecen el desarrollo y crecimiento de la ciudad de Neuquén”, dijo y recalcó “el trabajo conjunto con la municipalidad, en equipo y articulando acciones”.

Hoy se inició la primera etapa de los trabajos, que comprende unos 20 kilómetros.

Gutiérrez reseñó que “esta obra se suma a otras más que lleva adelante el gobierno provincial con el acompañamiento del gobierno municipal, para dar batalla a los cambios climáticos que provocan inundaciones en los barrios del sur-oeste y centro de la ciudad”.

Detalles de las obras

El subsecretario Carvalho dio detalles de los trabajos a ejecutar y explicó que otra obra de envergadura en esta etapa del Durán será la construcción de una zona de expansión y retención de 12 hectáreas en Chacra La Sirena, en el sector conocido como 127 Hectáreas. Esto permitirá disminuir el caudal pico a transportar por el arroyo ante eventos extremos.

Se incluye además la apertura de la calle Ignacio Rivas y la construcción de un puente sobre calle Río Negro, lo que implicará la demolición de las obras existentes, y la readecuación de la obra de descarga existente en el brazo norte de la Isla 132. También se prevé la incorporación y equipamiento de espacios verdes a lo largo del arroyo, ampliando así la oferta de espacios públicos.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de 365 días corridos y demandarán una inversión de 90 millones de pesos.

El gobierno provincial, a través de la subsecretaría de Recursos Hídricos, tramitó ante el gobierno nacional el financiamiento de las obras, logrando acceder a una línea crediticia del BID por seis millones de dólares. El crédito es tomado íntegramente por la Nación.

Luego se trabajó técnicamente para determinar la primera etapa de obras a ejecutar por ese monto y que logren atenuar los inconvenientes provocados por lluvias extraordinarias, como las ocurridas en 2014 y 2016.

Paralelamente se inició la búsqueda de financiamiento para las obras que se realizarán en el tramo entre avenida Olascoaga y calle Río Negro. El pedido, que se encuentra bajo análisis de la secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, es por aproximadamente 1.900.000 dólares.

El gobernador supervisó hoy el inicio de los trabajos.