La brucelosis es una enfermedad aguda que puede volverse crónica y es producida por una bacteria que algunos animales pueden transmitir a las personas, por eso la importancia de la vacunación. También se abordarán enfermedades parasitarias en ovinos como sarna, melofagosis y pediculosis.

En el marco de las Jornadas de Tranqueras Abiertas que se realizaron en la estación agrozootécnica Campana Mahuida el pasado fin de semana, se ultimaron detalles para la campaña de vacunación ganadera que se inició esta semana. Alrededor de 30 técnicos de la provincia fueron instruidos sobre la campaña y se llevaron el kit de vacunación con el que contarán por este período.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi destacó que “en esta oportunidad, la campaña de vacunación consta de un trabajo muy fuertemente coordinado entre el ministerio de Producción e Industria y la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente”.

El ministro aseguró que “vamos a avanzar en las próximas semanas en lo que es vacunación contra la brucelosis, lo que no solamente mejora la sanidad animal, sino que por su capacidad de contagio al ser humano también se resguarda la salud de la población”.

“Esta es la décima temporada de vacunación, y en estos días se estarán vacunando cerca de 8.000 terneras que pertenecen a 1.400 productores, lo cual se suma a las vacunaciones que se hacen desde el sector y que la provincia acompaña con subsidios a aquellos que tienen menos de 20 terneras”, dijo y aclaró que “los que tienen más de 20 terneras tienen que realizar las tareas tal como se ha acordado con el Colegio de Veterinarios de la provincia a través de privados, con inversión privada”.

Indicó que, si se suman “las tareas del sector público y el privado, estamos en el orden de vacunación del 90 por ciento del total de las terneras que existen en la provincia”. En este sentido, subrayó que “la provincia está haciendo un aporte total de 3 millones de pesos solo para el segmento de productores mencionado”.

En relación con las enfermedades parasitarias en ovinos como sarna, melofagosis y pediculosis, recordó que “esta es la segunda temporada y vamos a llegar a unos 80.000 animales que pertenecen a 1.000 productores. En esta campaña la provincia también está haciendo una inversión cercana a los 3 millones de pesos y se suma a estas acciones la Ley Ovina, con mucha vinculación al Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) y otras instituciones que van acompañando estos esfuerzos”.

“La provincia del Neuquén está muy bien posicionada a nivel nacional en sus campañas contra la brucelosis y la sarna, aunque tenemos objetivos más ambiciosos que iremos construyendo en el tiempo como llegar a tener sarna cero”, destacó el ministro y agregó que existe “mucho convencimiento desde los productores para combatir la brucelosis, porque una vez que ingresa a los campos produce pérdidas que superan el 50 por ciento, y hay conciencia de que es mejor hacer el esfuerzo y la inversión para estar preparados”.

Por su parte, la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag destacó que “Neuquén es una zona libre de aftosa, lo que repercute también en la salud de la población. Esto es una clara política sanitaria que trasciende lo rural y que llevamos adelante junto con la secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente, el Senasa y la Ley Ovina”.