A través de 19 Centros de Educación Física (CEF) más de 6.000 niños, niñas, adolescentes y jóvenes disfrutan de propuestas de vida en la naturaleza, actividades acuáticas, recreativas y talleres.

Comenzó ayer en distintos puntos de la provincia el Programa de Verano 2022, una propuesta impulsada por el ministerio de Gobierno y Educación a través de la dirección general Modalidad Educación Física del Consejo Provincial de Educación (CPE).

El programa forma parte de las acciones que se llevan adelante en la temporada estival, una política pública que se implementará hasta el 18 de febrero en los 19 Centros de Educación Física (CEF) de distintas localidades, acompañando en el receso de verano a niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 4 a 18 años de edad, y a adultos mayores.

En este marco, autoridades del CPE asistieron al inicio de actividades del CEF N° 13 de Valentina Sur, que desarrollará su agenda de propuestas en el Balneario Brun de Duclot de la ciudad de Neuquén, contando con más de 130 inscriptos de 5 a 18 años y un grupo de adultos mayores.

El vicepresidente del CPE, Danilo Casanova destacó el inicio de las actividades organizadas por la dirección de Educación Física con todos los CEF de la provincia. Expresó que “este es un proyecto que desarrolla el gobierno de la provincia para atender y acompañar a las trayectorias escolares de todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, que se suma a las diferentes actividades de la agenda educativa planificada para este verano”. Y agregó que “el sistema educativo no descansa durante el receso y continúa desarrollando una importante agenda de acciones, llegando a todo el territorio provincial”.

En tanto que el vicedirector del CEF N° 13, Juan Taboada, señaló que “cada grupo de chicos y chicas divido por edades cuenta con un profesor a cargo y además están acompañados por dos auxiliares de servicio que colaboran con la asistencia durante la jornada”. Y detalló que la propuesta está diseñada a través de cuatro ejes: deportivo-recreativo, vida en la naturaleza, actividades acuáticas y espacios de estético-expresivo con talleres.

Esta iniciativa forma parte de la agenda de política pública educativa y de un trabajo territorial articulado, que tiene como fin generar más oportunidades para las trayectorias escolares, en este caso, con continuidad en el acompañamiento durante el receso de verano, con acciones que fortalecen los vínculos y el intercambio entre pares.