Comenzó el curso para formar colaboradores socio-espirituales en adicciones

El pasado sábado se realizó el primer encuentro de la V Edición de la Capacitación “Colaborador Socio-espiritual en Adicciones”. La actividad se realizó en el Instituto Superior de Estudios Interdisciplinarios en Neuquén capital, destinado a líderes y miembros de comunidades religiosas de distintas partes de la provincia, con el objetivo de brindarles herramientas para el acompañamiento de personas que transitan una situación de consumos problemáticos.

El primer módulo de este curso trató sobre la conceptualización de “droga”, su clasificación y los distintos niveles de la problemática “uso-abuso-dependencia-consumo problemático” y el aporte de las neurociencias a la temática. Fue dictado por los especialistas Bonorino y Stein y contó con la participación de 95 personas.

El segundo encuentro está programado para el próximo sábado 5 de agosto. Esta quinta edición es dictada los sábados de forma presencial, en cinco encuentros destinados a las instituciones religiosas de la provincia.

La capacitación tiene una mirada integral de la problemática, basándose en la religiosidad y espiritualidad como elementos transformadores de las personas.

La iniciativa es llevada adelante por el ministerio de Niñez, Adolescencia, Juventud y Ciudadanía a través de la dirección general de Religión y Culto de la subsecretaría de Ciudades Saludables y Prevención de Consumos Problemáticos, y el acompañamiento del Instituto Superior de Estudios Interdisciplinarios (ISEI).

Acerca del curso

El curso de colaborador socio-espiritual en adicciones se viene realizando desde 2016; hasta el momento se concretaron cuatro ediciones. Las tres primeras fueron presenciales y la última fue virtual debido al contexto de pandemia. Egresaron en total 380 miembros y líderes de instituciones religiosas de las microrregiones centro, norte y sur.

El año pasado fue la primera vez que se realizó una segunda etapa de la capacitación, en busca de profundizar los conocimientos y herramientas otorgadas durante las anteriores ediciones. En esa oportunidad, cursaron 87 colaboradores socio-espirituales de distintos puntos de la provincia.