El proyecto demandará una inversión de más de 140 millones de pesos para ejecutar la traza de 38 kilómetros de cañería e infraestructura que abastecerá a una población de 2500 habitantes.

Comenzaron ayer los trabajos ejecutivos de la obra de provisión de agua potable para Colonia Nueva Esperanza. La inversión supera los 140 millones de pesos y dará solución definitiva a más de 2500 habitantes.

El titular del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS), Mauro Millán, comentó que “se trata de un proyecto atípico porque son parcelas de grandes dimensiones destinadas a la producción y fue un desafío la traza del proyecto”.

La obra “contempla un trazado de 38 kilómetros de cañería, es muy importante y esperamos que para septiembre u octubre del año que viene Colonia Nueva Esperanza ya cuente con el servicio de agua potable”, manifestó el titular del EPAS.

La inversión supera los 140 millones de pesos y dará solución definitiva a más de 2500 habitantes. 

También indicó que “la obra imparte equidad porque, de esta manera, un barrio alejado del centro de la ciudad va a contar con la misma calidad del servicio”. Actualmente, el barrio es abastecido por camiones municipales que se proveen de agua a través de un cargadero del EPAS y distribuyen a los vecinos.

Millán subrayó “la colaboración de vecinos y vecinas que aportaron información sobre el tendido de agua de riego para no interceder con el nuevo proyecto”.

La obra contempla el abastecimiento para toda la población con una proyección a 2500 habitantes, incluyendo el servicio a la escuela, jardín de infantes y centro de salud. A tal fin se instalará una cañería de impulsión, red de distribución y tanque elevado de 145m3 de almacenaje y se contemplará la instalación de medidores domiciliarios.

Según informó el gobernador Omar Gutiérrez al momento de la adjudicación “estamos yendo barrio por barrio y vamos a cumplir con el plan de infraestructura que nos comprometimos”.

La adjudicación se realizó con más de un 20 por ciento de disminución de costo por debajo del presupuesto oficial y participaron más de diez empresas. El presupuesto oficial superaba los 180 millones de pesos, aunque la obra se adjudicó en alrededor de 140 millones de pesos.

La obra consiste en un sistema de bombeo que sale de la cisterna de desarrollo de meseta, en la margen sur de la Autovía Norte. Es una cisterna de hormigón de gran capacidad, del sistema Mari Menuco. El sistema de bombeo cuenta con dos bombas, una va a estar activa y la otra en reserva fría.

La obra para construir las redes regulares de agua potable se enmarca en el convenio marco firmado con ENOHSa por casi 2.000 millones de pesos donde también se incluyen otras obras de gran envergadura e importancia para la capital como los nexos a la Colector Cloacal del Oeste II y la protección de oleaje para la obra de toma de Mari Menuco.

Comenzaron ayer los trabajos ejecutivos de la obra de provisión de agua potable para Colonia Nueva Esperanza.