El lonco de la comunidad mapuche Ñorquinco dijo que ya mantuvieron reuniones con equipos técnicos del gobierno de la provincia y las familias afectadas para poder planificar un trabajo en conjunto “y generar en la gente expectativas concretas”. Agradeció ayuda del gobierno.

Miembros de las comunidades y crianceros afectados por el fuego en la zona de los incendios en Aluminé comenzaron las reuniones con el gobierno de la provincia para cuantificar las pérdidas. Así lo confirmó el lonco de la comunidad mapuche Ñorquinco en una entrevista con RTN.

Los encuentros con equipos técnicos de la provincia comenzaron ayer, y participaron también las familias afectadas. “Estamos trabajando en forma conjunta, es un siniestro que a todos nos preocupa porque se ha quemado una masa forestal que es principalmente del Pehuen, una planta milenaria, pero queremos hacer lo que más podamos para generarle a la gente expectativas concretas”, dijo.

Y agregó que “más allá de que nosotros lo tomamos como una cuestión complicada, viendo a la gente de la comunidad que ha quedado sin animales o que sufrió la pérdida de algunos animales y de infraestructura que tenían, queremos agradecer el apoyo que hemos tenido del gobierno para poder avanzar contra el fuego”.

Estimó que las pasturas podrán recuperarse en un lapso más o menos razonable, pero que la pérdida de plantas milenarias será irreparable. Señaló que sería beneficioso que se conformen cuadrillas de prevención de incendios en las comunidades “que puedan atacar de entrada los focos”.