El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos reiteró que la provincia y el gobierno comunal llegarán a un acuerdo con respecto al servicio que brinda el Epas “cuando el municipio tenga en claro cuál es el concepto de una concesión”. El problema, dijo, “se soluciona seriamente, no mediatizando el tema”.

El ministro de Energía, Ambiente y Servicios Públicos, Guillermo Coco, se refirió al contrato de concesión del servicio del agua y saneamiento en la ciudad de Neuquén, cuestionó la mediatización del tema que realizó el municipio “en lugar de trabajar para encontrar una solución” y aseguró que por parte del gobierno provincial “la voluntad política está, pero el problema se soluciona y arregla seriamente”.

El titular de la cartera de Energía sostuvo que “el municipio sigue equivocado el concepto de lo que es un poder concedente y un concesionario; y hasta que eso no esté aclarado va a ser difícil que se resuelva algo. Y por otro lado, sinceramente vemos más preocupación en mediatizar el tema que en realmente sentarse y ver seriamente cuál es el fondo del contrato, cómo se debe resolver, en función de cuáles son las responsabilidades. Y de hecho, como prueba, bastan los fallos que hubo en la Justicia para tener en claro cuáles son las responsabilidades de cada lado”.

Refiriéndose al intendente capitalino Horacio Quiroga, el ministro Coco opinó que “cuando él tenga claro lo que es el concepto de una concesión, vamos a ir para adelante. Nosotros –aseveró- lo tenemos bien claro”.

Evaluó que si el jefe comunal “no quiere entenderlo, se quiere hacer el distraído o quiere que el gobierno provincial le solucione todos los problemas que tiene la ciudad, es otro tema; pero las cosas están bien claras”.

Sostuvo que la resolución del problema “no pasa por mediatizar el tema ni estar haciendo declaraciones permanentemente y ver quién es el más fuerte o menos fuerte”.

Respecto de los contactos con los representantes municipales, señaló que el municipio mandó un proyecto de contrato, y que los técnicos y los abogados de la provincia lo están analizando “punto por punto”. A partir de ahí, “indudablemente va a haber que sentarse y seguir discutiendo”, indicó.

Sobre las interpretaciones encontradas que mantienen la provincia y el municipio sobre la concesión, Coco opinó que “van a persistir sin lugar a duda hasta que no nos pongamos de acuerdo. Pero momentáneamente el EPAS sigue dando el servicio, ¿no es cierto?”.

“El intendente dice que el EPAS tiene que hacer todas las obras, y no es así. El EPAS hace el mantenimiento y el servicio de la ciudad de Neuquén. El municipio tiene un presupuesto del cual tiene que ceder partidas para obras de agua y saneamiento”.

“El intendente no puede pedir que el responsable de eso sea el gobierno provincial, cuando el responsable tiene que ser el municipio de Neuquén, como lo son el resto de los municipios en el interior de la provincia. Están acostumbrados a que la provincia de Neuquén, o sea el gobierno provincial, resuelva todos los problemas y haga todas las inversiones”, subrayó.