Claudio Garretón asumió como presidente del Iadep

mayo 13, 2010

El ex subsecretario del Copade fue uno de los diseñadores de la ley de creación del organismo de crédito provincial hace 12 años. Dijo que el objetivo será trabajar en el recupero y en la creación de líneas de crédito diferenciadas según las posibilidades del emprendedor, con financiamiento que no dependa del presupuesto estatal.

En un pequeño acto del que participaron la ministra de Hacienda y Obras Públicas, Esther Ruiz, y el ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, el ex subsecretario del Copade Claudio Garretón asumió esta mañana como presidente del Instituto Autárquico Provincial de Desarrollo Productivo (Iadep).

En la ceremonia que se realizó en el salón de reuniones del Ministerio de Hacienda y Obras Públicas estuvieron presentes también los gerentes técnicos del Iadep, además del subsecretario de Ingresos Públicos, Alfredo Mónaco.

Garretón integró los equipos de profesionales que desde el Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo (hoy subsecretaría del Copade) diseñaron el proyecto de ley de creación tanto del Iadep como del Centro Pyme en 1998. Desde un perfil técnico, el nuevo presidente acumula una larga trayectoria en proyectos de inversión y análisis de carteras de crédito.

Tras su asunción, afirmó que su responsabilidad al frente del organismo será que se cumpla con los objetivos para los que fue creado. “Me parece que el desafío de la provincia del Neuquén, en su proceso de desarrollo, es generar una fuerte inversión privada en la provincia que tiene que ser acompañada por el Estado, y hay distintos mecanismos”, dijo.

Y explicó: “Todos sabemos las dificultades que está atravesando la provincia respecto de las cuentas públicas, entonces nos vemos obligados a buscar fuentes alternativas de financiamiento que existen tanto a nivel nacional como internacional para dotar al organismo de los recursos”.

Aseguró que esto se pretende llevar a cabo “con un trabajo en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Territorial”. “Hay muchos programas y proyectos que necesitan una herramienta financiera y hay distintos mecanismos que estamos dispuestos a buscar, para aliviar un poco las arcas provinciales y buscar que en algún momento cuando haya más estabilidad y se hayan resuelto cuestiones prioritarias se pueda abordar el desarrollo productivo”, agregó.

Recordó también que la Constitución provincial establece que el Estado debe afectar parte de sus regalías a la reconversión de la estructura productiva de la provincia, para que cuando se agoten los recursos no renovables esté desarrollada la economía y haya una mudanza hacia recursos renovables. “Este organismo fue constituido con ese objetivo y queremos que los préstamos sean devueltos en tiempo y forma. Una de las tareas a las que vamos a abocarnos es a la recuperación de los créditos que hayan sido otorgados y tratar de esa manera de tener dinero disponible para las pequeñas y medianas empresas de Neuquén”, afirmó.

Alternativas de crédito heterogéneas

En cuanto a las alternativas de financiamiento que debe ofrecer el Iadep, señaló que se tendrá que hacer hincapié en el estudio del proceso de la inversión privada y generar propuestas heterogéneas según las posibilidades y necesidades de quien pida el crédito.

“Si hay un buen proyecto, con buen mercado -sea un bien o un servicio- ese proyecto puede soportar una tasa alta. También hay actividades que puede tener el Estado interés en promocionar. Y después, para generar cultura del trabajo en vez de la del subsidio, hay que generar un mercado de financiamiento accesible y que estos tomadores de crédito no terminen atrapados con las garantías prendarias o hipotecarias, que son garantías reales en las que las personas comprometen hasta lo que no tienen”, graficó.

“Si el objetivo es generar un flujo de financiamiento para todos estos segmentos, a cada uno hay que aplicarles dinámicas acordes a su situación. Lamentablemente muchas veces se han diseñado políticas homogéneas, y se le ha aplicado la misma tasa a un macroproyecto que a un pequeño productor. Creo que hay que aplicar mejor la herramienta, un traje a medida para cada uno de los sectores que quiere desarrollar y promover el Estado”, finalizó Garretón.

Muchas iniciativas en busca de financiamiento

Por su parte, el ministro Bertoya calificó de “fundamental” la coordinación que debe establecerse entre el ministerio de Hacienda, el Iadep y la cartera a su cargo. “El desafío más importante es conseguir los recursos fuera de lo presupuestario, porque están afectados muy fuertemente a la prestación de los servicios fundamentales del Estado y obra pública”, dijo.

Indicó que el Ministerio de Desarrollo Territorial tiene registro de muchas iniciativas privadas en busca de financiamiento, y que justamente “lo que permite el Iadep es canalizar estas iniciativas cuando las personas que requieren el crédito no son sujetos de créditos bancarios, que son muy exigentes, muy precisos en función de las exigencias del Banco Central”.

“Estos sectores -fundamentalmente los pequeños y medianos emprendedores- quedan excluidos de las respuestas financieras de los bancos que existen en la región. Entonces el Iadep a través de las leyes provinciales 2620 y 2621 tiene la posibilidad de financiarlos con las garantías del caso pero fuera de las exigencias del Banco Central. Tenemos para la aprobación varios proyectos que se han presentado y eso le va a dar respuesta a muchas ideas”, culminó el ministro.