Habilitado de forma temporal, este paso fronterizo neuquino cerró ayer. Mientras tanto, se puede cruzar a Chile por otros pasos ubicados en la región Sur de la provincia. 

El paso internacional Carirriñe, ubicado a 65 kilómetros de Junín de los Andes, cerró ayer tras permanecer abierto durante la temporada estival. Quienes deseen viajar a Chile podrán cruzar por otros pasos fronterizos ubicados al Sur de la provincia del Neuquén, tales como Samoré, Hua Hum y Mamuil Malal.

Durante esta temporada, Carirriñe permaneció abierto desde diciembre de 2017 hasta ayer. En este período ingresaron por allí aproximadamente 2.300 personas y egresaron alrededor de 2.000, según datos dados a conocer desde la Unidad de Promoción y Desarrollo de la Integración Fronteriza (Updif), dependiente de la secretaría del COPADE.

Carirriñe es uno de los nuevos pasos que fueron priorizados durante la XLIV Reunión de Grupo Técnico Mixto Chileno-Argentino (GTM) celebrada en Santiago de Chile en 2014. A los primeros 13 pasos priorizados en la década del ’90 (entre los cuales están Pino Hachado y Cardenal Samoré), se agregaron otros 13 a nivel nacional, incorporándose Hua Hum, Carirriñe, Mamuil Malal, Icalma y Pichachén, luego de años de gestión provincial en las distintas instancias técnicas de discusión bilateral.

El acceso a Carirriñe es de ripio y determina que circulen fundamentalmente vehículos de doble tracción. La belleza paisajística es característica de esta zona cordillerana. La ruta provincial N° 62 es un camino de montaña que atraviesa el bosque nativo, permite visualizar los lagos Curruhue Chico y Curruhue Grande, así como también el Escorial -un manto de lava encauzado en un antiguo valle glaciar- y las termas.