Será en el Parque Industrial de Neuquén. Se firmó un contrato comodato entre ADUS-IPVU y el Consorcio Administrativo (Capin) por 50 años.

La Secretaría General y Servicios Públicos informó que por medio de un contrato de comodato, la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable y el Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (ADUS-IPVU) cedieron al Consorcio Administrativo del Parque Industrial de Neuquén (Capin), un lote para que se construyan aulas y salas para dictar talleres de capacitación en oficios.

Se trata de una fracción de 1714,23 metros cuadrados, ubicada en el Parque Industrial de la ciudad (PIN), cuyo dominio pertenece a la provincia de Neuquén. El contrato es por 50 años y con la posibilidad de renovación, a los fines de que el Capin lleve adelante las obras correspondientes: la construcción de aulas y salas para desarrollar distintas actividades educativas.

La propuesta surgió en reuniones de trabajo entre el organismo provincial de Viviendas, el Consorcio Administrativo y por pedido de las empresas radicadas en el sector, en la búsqueda de mano de obra calificada. Representantes del Capin y de ADUS-IPVU, destacaron la importancia social del acuerdo y que la finalidad será dictar cursos orientados a cubrir la oferta laboral de las distintas actividades productivas que se desarrollan en el PIN.

El director provincial  de Hábitat y Urbanismo de IPVU, Fabio Torres, celebró el acuerdo y destacó  que el objetivo “es poder generar un canal de diálogo más fluido e integrar a los vecinos de todo el Parque Industrial y las empresas que están radicadas. Con este proyecto se busca generar mano de obra calificada y dar la oportunidad de incluir a los vecinos y vecinas del sector en el mercado laboral formal”.

“En la mesa hablamos de la importancia de ese tema y que el pedido de financiamiento tiene que tener un tinte social por eso sumamos a la comisión vecinal del barrio”, amplió.

Por su parte, el gerente del Consorcio, Cristián Giardina, explicó que en el Parque Industrial “las empresas dan trabajo a más de 20.000 empleados y está en continuo crecimiento. La capacitación es una herramienta fundamental, es una forma de integrarnos con los barrios”. Agregó que desde Capín, se está trabajando “con instituciones como la Universidad Nacional del Comahue y empresas privadas, para que sea un espacio de bien público”.

Por su parte, el administrador del Capin, Oscar Cañete, destacó que el proyecto apunta a “capacitar a los empleados de las empresas para generar mano de obra calificada y también permitirle a los vecinos de los barrios aledaños y personas que puedan concurrir, a que se instruya en distintos oficios”.

De la firma del contrato participaron representantes y empleados de la dirección de Hábitat y Urbanismo de ADUS-IPVU; el gerente del Capin, Cristián Giardina; el administrador del Capin, Oscar Cañete; y los consejeros del consorcio, Roberto Enriquez y Luis Neubaner.