Fue dictada ayer por personal del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN) y convocó a personal de los Centros de Promoción Comunitaria de la zona Oeste capitalina.

El ministerio de Salud y Desarrollo Social informó que 66 agentes comunitarios de la subsecretaría de Desarrollo Social recibieron ayer una capacitación en reanimación cardiopulmonar (RCP) en el salón de usos múltiples del barrio Almafuerte II de la ciudad de Neuquén.

Los agentes comunitarios, además de capacitarse en RCP, adquirieron conocimientos sobre los protocolos de salud para emergencias.

La capacitación, organizada por la dirección general de Recursos Humanos de Desarrollo Social, estuvo a cargo del personal del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén (SIEN), dependiente de la subsecretaría de Salud.

La directora general de Recursos Humanos, Verónica Kalbermatten explicó que esta actividad se enmarca en el Plan de Fortalecimiento Institucional que puso en marcha la subsecretaría a cargo de Diego Cayol.

Agregó que “nuestro principal objetivo es garantizar la mejor capacitación con contenidos pertinentes a los roles en los que cada agente se desempeña. Es de vital importancia para nuestros agentes comunitarios el conocimiento de estas técnicas por el trabajo que realizan a diario en los barrios, cerca de la gente”.

Los enfermeros e integrantes del equipo de docencia del SIEN, Marcelo Paredes y Juan Castillo, dictaron el curso teórico práctico para 66 agentes comunitarios que trabajan en Centros de Promoción Comunitaria de la zona Oeste de la ciudad.

RCP

La Reanimación Cardiopulmonar (RCP) es una maniobra de emergencia. Consiste en aplicar presión rítmica sobre el pecho de una persona que haya sufrido un paro cardíaco o respiratorio para que el oxígeno llegue a sus órganos vitales. El inicio inmediato de RCP por parte de alguien entrenado, aunque no sea un profesional, puede aumentar en un 40 por ciento las posibilidades de supervivencia de los afectados.

¿Qué hacer?

Según el protocolo, los pasos a seguir si alguien sufre un paro cardio respiratorio son: evaluar el estado de conciencia de la persona, llamar a emergencias (107) o pedir a otra persona que lo haga, iniciar las maniobras de RCP y reevaluar el estado de la persona.