Se abordaron distintos temas, como el diagnóstico de la situación nacional y mundial de la enfermedad; el marco legal; las funciones y responsabilidad del vacunador. 

Con la participación de 25 técnicos de distintos puntos de la provincia, que intervienen en las tareas de vacunación antibrucélica, se realizó en Zapala una jornada de capacitación y acreditación organizada desde la subsecretaría de Producción, dependiente del ministerio de Producción y Turismo.

La actividad formó parte de las acciones impulsadas desde el Proyecto de Desarrollo Pecuario y Comercial, y estuvo a cargo del médico veterinario Luciano Mamoni, referente de la oficina Senasa de Chos Malal.

La campaña de vacunación, enmarcada en el Programa Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis Bovina, se realiza todos los años en la provincia de Neuquén contemplando la inmunización de terneras de 3 a 8 meses. Es coordinada desde la dirección provincial de Desarrollo Productivo de la subsecretaría de Producción.

La importancia del acto vacunatorio, además de sus implicancias sanitarias, radica en que el productor debe acreditar el acta original de vacunación cada vez que traslada su hacienda, y que esa documentación está sujeta a auditoria por parte del Senasa, siendo el técnico vacunador responsable de los problemas que puedan surgir ante el incumplimiento de alguno de los pasos, tanto de ejecución como administrativos.

En este marco, la actividad tuvo como objetivo capacitar a los agentes del sistema de extensión rural provincial, con las herramientas que le permitan llevar adelante las tareas.

Los temas desarrollados contemplaron el diagnóstico de la situación nacional y mundial de la enfermedad, y la descripción del programa nacional de Control y Erradicación de Brucelosis Bovina.

Uno de los temas tratados fue el marco legal a seguir y las funciones y responsabilidad del vacunador, sobre todo en cuanto a las normas de bioseguridad para preservar la salud de los operarios.

Asimismo, se enfatizó en el cumplimiento de los procedimientos establecidos para el resguardo legal y documental, que implica la elaboración de un acta de vacunación de manera triplicada, correspondiendo el original al productor para presentarla cuando traslade su hacienda, y las constancias para la provincia y el Senasa.

La acreditación a los participantes es otorgada por el organismo nacional en el marco del acuerdo con el gobierno de la provincia del Neuquén y el Colegio Médico Veterinario.

Importancia de la vacunación

La ejecución de acciones tendientes al control y erradicación de la Brucelosis constituye una de las bases fundamentales para aumentar la productividad de los rodeos provinciales, con la consiguiente mejora de la rentabilidad económica del sector.

El carácter zoonótico que esta enfermedad posee, hace necesario desde el punto de vista de la salud pública la ejecución de acciones que tiendan a la erradicación de la enfermedad.

En este contexto, las acciones ejecutadas por la provincia se orientan a la asistencia directa a los pequeños productores.