La dirección de Diversidad lleva adelante una serie de charlas y capacitaciones en establecimientos educativos y organismos públicos.

Como parte del programa de capacitación y sensibilización LGBTI, la dirección de Diversidad del ministerio de Ciudadanía realiza semanalmente charlas y capacitaciones en distintos colegios, bibliotecas populares, comisiones vecinales de la ciudad de Neuquén y en localidades del interior.

Las charlas están a cargo del equipo de Diversidad, conformado en esta ocasión por Diego Villaman, Carolina Guajardo, Vaniria Rayano, Benjamin Genova Daay Torres. En cada encuentro se entrega folletería sobre la temática e integrantes del equipo brindan su testimonio de vida, abordando de este modo aspectos tales como la identidad de género, diversidad familiar, inclusión, orientación sexual y acciones para la no discriminación.

Para más información y solicitar capacitaciones al respecto, los interesados se pueden contactar con el área de Diversidad a través de la página de Facebook Dirección Diversidad Neuquén; por correo electrónico a direcciondediversidadneuquen@gmail.com; o por WhatsApp al (0299) 156251388.

El director de Diversidad, Adrián Urrutia señaló que las charlas “son brindadas desde lo vivencial e intentamos llegar a la reflexión colectiva acerca de los derechos de las personas LGBTI, de las familias diversas, de la erradicación de la discriminación hacia nuestro colectivo y de pensarnos colectivamente incluidos e incluidas en nuestra sociedad actual”.

Dijo que esta acción “es una forma más en que el gobierno de la provincia asiste y acompaña a las personas y organizaciones LGBTI”. Y resaltó que el objetivo es que “todos comprendan que la orientación sexual de una persona no se elige. Uno nace gay, nace lesbiana; y es algo que se debe respetar”.

Urrutia recalcó la relevancia que tienen estas charlas y su consecuencia. “Intentamos llegar a cada rincón de la provincia, porque nos dimos cuenta que faltaba información. Cada encuentro nos satisface, porque sabemos que es importante lo que se charla, lo que surge en cada charla y lo que queda”.

A modo de ejemplo mencionó el caso de Gastón, el joven de 19 años denunció que el padre de su novio lo amenazó de muerte por ser gay cuando fue a visitar a su pareja a su casa en la ciudad de Neuquén. Este chico, comentó Urrutia, había participado de una charla en un colegio, tenía los contactos y cuando le sucedió este caso supo acudir a la oficina para denunciar.

“Lo que le dijimos fue: Gastón, la diferencia es que ahora no estás solo, no solo hay leyes que te amparan, sino que hay un Estado presente que te va a acompañar, contener y ayudar en esta situación de injusticia”, relató Urrutia.